Inicio Noticias 1ero de noviembre: el Maestro Juan Hus fue a su muerte

1ero de noviembre: el Maestro Juan Hus fue a su muerte

108
0
Monumento Jan Hus Praga

Praga – El religioso, libre pensador y filósofo checo Juan Hus fue citado a acudir al Concilio de Constanza, en la Alemania actual. Fue convocado para el 1ero de noviembre de 1414. El objetivo más importante del programa del Concilio fue la necesidad de acabar con la inaguantable situación dentro de la institución eclesiástica y su reformación.

… Había una vez, un Concilio en Constanza…

Han pasado 607 años de la muerte del mártir y reformador católico checo Juan Hus, por parte del Concilio de Constanza. Por eso hemos preparado este pequeño reportaje, para que conozcamos un poco más sobre la historia del hombre que transformó a la Europa religiosa.

Todo comenzó con el concilio de Concilio de Constanza, el cual se realizó en un momento muy crítico para la Iglesia de Occidental. Debido a dos factores, el primero, el descontento de muchas personas, porque para alcanzar el perdón divino debían pagarle a la iglesia.

Juan Hus llegó a Constanza para defender sus ideas. Pero no le dieron la oportunidad de expresarse. Fue detenido y encarcelado. Los sacerdotes insistían en que renunciara a sus tesis, pero Hus lo rechazó. El tribunal de Constanza quemó muchos de sus libros como símbolo de “arch herejía” y Juan Hus fue condenado a morir igual que sus libros; en la hoguera.

El Mosaico del Juicio Final

Mosaico Juicio Final Castillo de Praga

Un testimonio del descontento de las personas, por tener que pagar el perdón divino, lo podemos ver en la catedral de San Vito. En la puerta principal de este templo se encuentra el mosaico del “Juicio Final”.

En este mosaico se puede observar a un monje que un ángel lo está empujando al infierno. Esa interpretación fue hecha por el maestro Petr Parlér a petición del emperador Carlos IV, a quien le molestaba el hecho de tener que pagarle a la iglesia por su alma.

La situación de la Iglesia

El otro motivo era la gran división que existía en la Iglesia. Por la existencia de tres Papas al mismo tiempo: Gregorio XII (1406-1415), Juan XXIII (1410-1415) y Benedicto XIII (1394-1423). En esta época también se desarrollaba el movimiento nacionalista de Bohemia capitaneado por Juan Hus (1369-1415) hecho que fue considerado una herejía. Pero lo que más le molestaba a la Iglesia Católico Romana eran las tesis religiosas de Juan Hus. El motivo para el clero era simple: Hus era filósofo y no teólogo.

Las dos razones ya mencionadas son las que llevaron al monarca alemán Segismundo (1410-1437) a impulsar el concilio en la ciudad de Constanza. El cual tenía como principal objetivo propiciar la unidad de la Iglesia. Para la realización de dicho evento el emperador realizó intensas negociaciones con los tres Papas del momento. Y tras llegar a un acuerdo con ellos, fue anunciado la celebración del acontecimiento el día 30 de octubre de 1413, con fecha aún por definir. A partir de ese momento Jan Hus se convertía en un enemigo del poder eclesiástico.

Donde predicaba Juan Hus

Capilla de Belén, Praga, interior
Vista interior a la Capilla de Belén, donde predicó el Maestro Jan Hus. Hoy es usada para ceremonias de graduación de las escuelas superiores

Alrededor del año 1400, personas procedentes de todos los estamentos sociales acudían a la Capilla de Belén en Praga. Todos ansiosos por asistir a la misa del predicador más famoso de la Bohemia de aquella época. Aunque otros hubieran preferido que sus ideas hubiesen quedado encerradas en libros o simplemente que no salieran de un debate académico.

Pero Juan Hus mientras predicaba daba los primeros pasos de las futuras reformas del catolicismo. Sus ideas reformistas las hizo públicas, lo que más tarde le costó su vida. Hus fue condenado a la hoguera por la Iglesia Católica después del Concilio pero aunque su cuerpo ardió, sus ideas cambiaron para siempre al viejo continente.

El origen del Concilio

El monarca Segismundo presionó bastante, hasta que el Papa Juan XXIII convocó al concilio un 9 de diciembre de 1413 mediante una bula en la que manifestaba el deseo de extirpar la herejía husita. El objetivo era evitar la tan esperada reforma de la Iglesia. Juan XXIII consideraba este concilio como una continuación del concilio de Pisa.

La razón por la que Juan XXIII reconocía el concilio de Pisa, es que así, él podía ser reconocido como el único Papa y, en consecuencia, hace la licitud de la convocatoria del Concilio de Constanza.

Herejía Husita

El concilio necesitaba una justificación para condenar a Juan Hus. Así que lo declaran hereje. El punto referente a la herejía husita se realizó un proceso en contra de Juan Hus, quien se encontraba en Constanza con salvoconducto imperial. El 6 de julio de 1415. La decimoquinta sesión del Concilio lo declaró hereje y lo entregó al brazo secular (proceso mediante el cual el procesado era entregado a la autoridad civil), quien lo condenó a la hoguera. En la misma sesión en que se condenó a Hus se reprobaron las tesis del franciscano Juan Petit acerca de la licitud del tiranicidio.

Porqué el temor a Juan Hus

Las actividades religiosas de Juan Hus efectuadas en la Capilla de Belén resultaron muy exitosas, al menos durante los primeros seis años.

Jan Hus retrato

Hasta el año 1408 Juan Hus era considerado un predicador muy respetable y honrado. Como miembro de la Iglesia Católica colaboraba con el arzobispo

En 1407 los jerarcas de la Iglesia Checa invitaron a Hus a ejercer el cargo de predicador oficial en la reunión de la diócesis praguense.

Hus ofició una misa fogosa donde criticó duramente a sus compañeros del clero. Por medio de citas bíblicas. La intención de Juan Hus era alcanzar la perfección moral de los miembros de la Iglesia praguense ya que él mismo vivía una vida llena de humildad y purificación espiritual.

Sin embargo, el salir con la crítica del clero fuera de las salas de las reuniones eclesiásticas provocó a Hus una serie de problemas con la Iglesia.

El problema surgió cuando Hus planteó la crítica del clero en público. Estaba en la Capilla de Belén criticando a la iglesia. Esto para la iglesia fue la gota que derramó el vaso. Fue un comportamiento inapropiado para una persona tan honorable como Hus. Simplemente una cosa inaceptable. Motivo por el cual desde 1408 la vida de Juan Hus cambió, empiezan sus primeros conflictos con la Iglesia.

Juan Hus ofende a Juan XXIII dos veces

Hus rechazó tanto la bula como el emplazamiento y en vez de ir personalmente al llamado de Roma mandó allá a su abogado Jan de Jesenice. Algo que estaba en contra de las leyes eclesiásticas vigentes.

El rechazo de la bula era una forma indirecta de no reconocer al Papa Juan XXIII. Hus había ofendido al papa dos veces.

El conflicto se intensificó y después de descalificar al papa Juan XXIII. Hus ahora era el anticristo, el mismo Sumo Pontífice proclamó un interdicto, lo que significaba el mayor castigo eclesiástico posible.

También la Facultad de Teología de Praga empezó a criticarlo por varios temas que comentaba en sus predicaciones, por ejemplo, el rechazo de las autoridades eclesiásticas o la crítica de la venta de indulgencias.

Wenceslao IV lo protegió hasta 1412

A pesar de sus conflictos con la iglesia Juan Hus tenía muy buenas relaciones con el rey Wenceslao IV. El primogénito de Carlos IV. Por eso estuvo bajo su protección.

En el año 1412. Las fuertes críticas de Hus por la venta de la indulgencias, de la cual se beneficiaban los sacerdotes e incluso el mismo monarca, provocó la indignación en el monarca. Como consecuencia Hus perdió su respaldo.

Pero las cosas para Hus se pusieron peor cuando muere Venceslao II, eso marcaría su destino, pocos meses después muere en la hoguera.