Inicio Economía Aplazan hasta junio la presentación de la declaración a la renta, por...

Aplazan hasta junio la presentación de la declaración a la renta, por el covid-19

443
0
El covid-19 hace que el Gobierno Checo admita un retraso de tres meses en la presentación de la declaración a la renta de las personas físicas

Praga (lidovky.cz) – El ministerio checo de Finanzas ha informado ayer que autoriza a las personas físicas a presentar su declaración a la renta correspondiente al año pasado incluso con tres meses de retraso, es decir ya no en marzo sino hasta fin de junio, sin que eso implique multas ni sanciones por la demora.

El ministerio desea así evitar el amontonamiento de personas en las oficinas de finanzas por todo el país. Pero, además, para el caso de las personas jurídicas, habrá un perdón sin límite en el tiempo por el pago retrasado de impuestos; pero, si las empresas cayeron en problemas debido al covid-19.

La ley dice marzo pero…

De acuerdo con la Ley, la declaración a la renta correspondiente al año anterior debe presentarse en las Oficinas de Finanzas en marzo. Y por ser así, la fecha no puede moverse. Pero, el ministerio de Finazas ha aplicado un mecanismo extraordinario gracias al cual perdonará la multa por la presentación tardía de la declaración a la renta, así como los intereses vinculados por el pago atrasado de los impuestos.

            Esto es un “perdón general” que se aplicará a todas las personas físicas que no tienen la obligación de presentar su declaración a la renta de manera electrónica. Es decir, incluidos los autónomos u OSVČ. Ese tipo de declaraciones sumaron, el año pasado, más de 2,8 millones. En lo que va del año, han llegado a la Oficinas de Finanzas casi 500 000. Es decir que el resto deberían de alcanzar a presentarlas hasta fin de mes.

Ayudas a las empresas

Para el caso de las empresas, el Estado ofrecerá el aplazamiento sólo a las que caigan en problemas debido a la crisis que provoca el nuevo coronavirus. En sus casos, no se determina un límite de tiempo para el pago atrasado del impuesto y de las tasas, sin sanciones. Pero, deben demostrar que sus problemas de pago tienen que ver con el covid-19.

            “De lo que se trata es que las personas, por lo que tienen que presentar la declaración a la renta, en lo posible, no tengan que ir a las Oficinas de Finanzas. O pueden aplazar el ir a entregarlas o pueden aprovechar al máximo el tipo de comunicación a distancia”, explicó al diario “Gaceta Popular” la ministra de Finanzas, Alena Schillerová (independiente por ANO 2011).

            Además, desea ayudar a las empresas en el caso de la cuarentena de sus empleados o la caída en sus ingresos (debido, por ejemplo, a que tienen menos huéspedes alojados) a que no tengan ahora que enfrentar pagos cuando tienen una falta de ingresos. Las empresas pueden pedir desde ya ese aplazamiento.