Inicio Noticias BIS: Los espías chinos se endurecen

BIS: Los espías chinos se endurecen

76
0
Dos de los más altos cargos constitucionales: el presidente Zeman y el jefe del Senado, Kubera, estuvieron junto al embajador chino, Jianmin, para celebrar el 70 Aniversario de la Fundación de la Rep. Popular de China

Praga – En esta semana incluso el contraespionaje civil checo, BIS, publicó su informe de laborales anual 2018, su versión de acceso al público: “Las actividades de espionaje chinas cobraron fuerza el año pasado en Chequia y amenazaron nuestros intereses e incluso la seguridad”. El informe 2018 indica que en territorio checo incluso hubo agentes de todos los servicios secretos rusos, cuyas actividades las lograron debilitar al haber expulsado del territorio checo a tres oficiales de inteligencia, como reacción al caso del novichok.

            “El BIS considera como un problema fundamental a la seguridad, durant el último año, particularmente el repunte en las actividades de los oficiales de inteligencia chinos, que se puede considerar, sin duda alguna, como la búsqueda y captación de posibles colaborados y agentes entre los ciudadanos checos”, se lee en el informe anual (en su versión para el público). Las acciones de los chinos no sólo aumentan en cantidad sino también en fuerza y amplitud. Hasta los diplomáticos chinos de carrera entraron de lleno en las actividades de presión para concretar los intereses chinos.

            BIS indica, como en el caso de los rusos, que los chinos también tienen aquí a agentes de todos sus servicios secretos. Los hay de la Inteligencia Militar, del Departamento para las Relaciones Internacionales del Comité Central del Partido Comunista de China, del ministerio de la Seguridad del Estado y del ministerio de la Seguridad Pública. Los agentes de esa potencia asiática se enfocan, principalmente, en la comunidad académica, los grupos de seguridad y en la administración delEstado. Ahí, buscan lazos, contactos, acercamiento para recibir información y “know-how”. Lo que representa un riesgo a la seguridad checa.

            “El BIS ha registrado una creciente cantidad de invitaciones chinas enfiladas a los ciudadanos checos para cursos de formación, seminarios, viajes de conocimiento. Pekín cubre totalmente esos viajes e incluso les da dinero de bolsillo a los invitados. Los servicios secretos chinos contactan a los posibles colaboradores, de entre los académicos, estudiantes o empleados públicos. Eso lo hacen incluso a través de la red social de los profesionales, LinkedIn”, escribe el contraespionaje civil.

la portada del informe anual 2018 del contraespionaje civil checo BIS. Se mantiene las fuertes señales de alerta ante las
actividades de espionajes de China y de la Federación Rusa

            Gracias a esas invitaciones y viajes, China se garantiza una serie de ventajas: crea una red de contactos personales, de gente que le será simpática y que, al menos sentirá como que le debe algo a ese país, por lo que serán generosos con los chinos. Desde el punto de vista del espionaje, lo de mayor riesgo es siempre la presencia física del invitado en territorio chino. Ahí es cuando los chinos pueden desplegar más elementos de convencimiento e incluso no es necesario que estén en China. Eso sí, fuera del territorio checo.

            Luego el BIS habla también sobre los rusos, donde mantiene la crítica a la desproporcionada cantidad de personal que tiene la embajada de la Federación Rusa en la Rep. Checa. Y eso, destaca, que gracias al caso del novichok en Inglaterra, se logró la expulsión de tres oficiales del espionaje ruso. “Las capacidades de inteligencia de la Federación Rusa quedaron debilitadas, parcialmente, en el territorio checo por la reacción al ataque de novichok en la británica Salisbury, donde se envenenó a Sergej Skripal y a su hija”.