Inicio Covid 19 COVID-19: Alerta en la Autonomía Moravo Silesiana

COVID-19: Alerta en la Autonomía Moravo Silesiana

269
0
Mapa Chequia Autonomia Moravo Silesiana

Praga – Desde el viernes pasado la situación ha empeorado en la Autonomía Moravo Silesiana. Las autoridades de higiene impusieron ampliar las medidas antiepidémicas en toda la Autonomía. Las medidas impuestas por el personal de higiene son: obligación de usar mascarillas en el transporte público y en áreas internas que no sean el hogar de la personas. Tampoco pueden reunirse más de 100 personas en un mismo sitio; antes podían reunirse hasta mil. Y por las noches los restaurantes deben cerrar (antes de las 23 horas y pueden volver a abrir a las 8 del día siguiente). Las autoridades indican que dieron ese paso por que la covid-19 sigue esparciéndose. Aunque también por que en algunos casos no está claro el origen del contagio.

            Las reglas se han endurecido incluso con los trabajadores llamados “péndulos”, es decir personas que laboran en tierras checas pero viven en otro país, generalmente ocurre en las zonas fronterizas, en este caso con Polonia o Eslovaquia. En sus casos deberán tener un resultado de labortario para la covid-19 negativo cada dos semanas. Esa medida se aplica incluso al personal sanitario y si alguien visita un hospital o una instalación de asistencia social deberá usar una mascarilla o respirador del tipo FFP2.

Cuarentena Inteligente
La covid-19 se controla también con la aplicación “e-mascarilla”, usada en la “cuarentena inteligente”

            El ministerio de Salud indica que, parece, hay un riesgo de diseminación comunal de la enfermedad vinculada a los trabajadores transfronterizos. Las estaciones de higiene tienen indicios que los nuevos focos de contagio surgieron justo por trabajadores extranjeros. La directora de Higiene en la Autonomía Moravo Silesiana, Pavla Svrčinová, lo explica: “Cuando empezamos a hacerle pruebas a los trabajadores péndulo las cosas cambiaron marcadamente. De golpe, tuvimos focos de contagio por toda la Autonomái, incluido Bruntálkso, que solía ser un sitio tranquilo. La infección se confirmó en polacos y eslovacos”.

            La enfermedad apareció, por ejemplo, en el Hospital Municipal de Ostrava, en el campo infantil en Štramberk e incluso en varias empresas de las zonas de: Ostravsko, Novojičínsko, así como Frýdecko-Místecko. Los especialistas altertan que la infección se propaga hacia los grupos de riesgo, entre las personas mayoresde 65 años.

            Durante los últimos 7 días aumentó la cantidad de infectados a como 47 por cada 100 mil habiantes, lo que fue el mayor repunte en todas las regiones del país. En la vecina Frýdecko-Místecko tienen el promedio de 37 contagiados por cada 100 mil. Mientras que en Novojičínsko el promedio es de como 15 por cada cien mil y en Ostravsko es menos de 10. En este momento, la tercera región de la Rep. Checa más golpeada es Mělnicko, en donde tuvieron, durante la semana pasada, 23 infectados por cada 100 mil habitantes. Ahí, apareció un foco de infección en Čečelice. Se trata de mano de obra agrícola de ayuda en una empresa del sector y se encuentran en el alojamiento de trabajadores. En diez de ellos dio positiva la prueba de contagio al sars-cov-2.

            También hay un foco localizado en Vlčnov na Uherskohradišťsku. Ahí, desde el sábado, toda la población de ese municipio debe portar, de manera obligatoria, una mascarilla cuando usa los medios de transporte públicos y cuando está en aréas internas. Además, se autorizan las actividades masivas con un máximo de 500 personas y deben respetar la distancia de seguridad. El personal de higiene destacó que el sábado ya no registraron ningún nuevo caso de la covid-19.

            Se mantiene cerrada la unidad multidisciplinaria de cuidados intensivos del Hospital de Uherske hradišťe; en donde las pruebas de los últimos días confirmaron la covid-19 en diez empleados y en un paciente. La zona Uherskohradišťsko registra en los últimos siete días 18 casos de contagio por 100 mil habitantes.

            Desde que reventó la pandemia, en la Autonomía Moravo Silesiana de han confirmado 3 998 casos de covid-19. En Praga han sido 2 757 casos y en Bohemia Central 1 417. La Autonomía menos golpeada es la de Bohemia del Sur, con sólo 220 enfermos. Seguida por la de Vysočina con 239 casos. En cuanto a los muertos, Praga va a la cabeza mientras que la Autonomía de Zlín en la última. Y, por otro lado, en la mayoría de los enfermos la covid-19 muestra síntomas leves.

            Otra autoridas de higiene en la Autonomía Moravo Silesiana, Petr Kopřivík, destaca que las cosas se complican por que los focos de infección están diseminados, con uno o dos casos, en donde no son capaces de hacer el mapa del movimiento de los enfermos. Y aparecen nuevos que no guardan relación con los existentes. Eso es malo. En todo esto es interesante la posición del gobernador de esa Autonomía, Ivo Vondrák (ANO 2011), quien en rueda de prensa dijo que no entendía lo que pasaba, por que él era, parece, el último en enterarse.

            Aseguró que duda del dato que la situación en los hospitales empeora, por que hay más pacientes en estado serio. Vondrák asegura que la cantidad de hospitalizados “prácticamente no ha cambiado”. También el vicegobernador autonómico, Jakub Unucka (ODS), criticó a las autoridades de higiene y al ministerio de Salud por la falta de comunicación. Le parece muy mal que la población de la Autonomía reciba la primera información sobre el endurecimiento de las medidas mediante un trino del ministro de Salud. La directora de Higiene en la Autonomía Moravo Silesiana, Pavla Svrčinová, dice estar convencida que la gobernación de la Autonomía sabía “todo lo que era necesario”.

            Las autoridades de higiene indican que las medidas impuestas desde el viernes regirán por al menos dos semanas; lo que es el período máximo de incubación del sars-cov-2. “Si la situación mejora, nos moveremos hacia la desescalada de las limitaciones. Pero, suponemos que el uso de las mascarillas en áreas cerradas se mantendrá por largo tiempo”, añadió Svrčinová.

La medida afectó al festival “NeFestival”

La medida higiénica, adoptada de improviso, interfirió con la realización del “NeFestival” en Ostrava. Festival que reemplazaba al tradicional “Colours of Ostrava” y debía alcanzar su apogeo durante el sábado. La directora del festival, Zlata Holušová, criticó duramente a las instituciones, especialmente por que las autoridades de higienes redujeron de mil a sólo cien la cantidad de público que puede haber en una actividad general. Esa decisión forzó a “NeFestival” a ser terminado.

            “Yo lo considero como algo totalmente ofensivo, y algo que nos genera costes inmensos. Tenemos construido todo el espacio del festival, los grupos están aquí, la gente tiene compradas las entradas. Hacer el anuncio y aplicar las medidas de manera inmediata, que tenemos que cancelarlo todo lo considero como un desatino real y la devastación total de la cultura. Ciertamente que tomaremos pasos legales”, añadió la directora.

            Otro molesto es Andrej Harmečko, organizador de la serie de presentaciones de las obras de Schakespeare (“Letní shakespearovské slavností), en Ostrava. Él también criticó todo el desorden que hubo con el pase de información. Irena Martínková, de la Estación de Higiene Autonómica, dice estar convencida que no pudieron actuar de otra manera ya que quien marca el ritmo es el virus. Hoy la situación es una, pero mañana puede ser otra totalmente diferente; son cosas que se pronostican con mucha dificultad. Lo que ellos aplican son medidas preventivas.

afiche cancelación NeFestival
“Cancelado”, así anuncia el “NeFestival” la medida de fuerza mayor impuesta por el endurecimiento de las restricciones por la covid-19

            El epidemiólogo Rastislav Maďar estima que las restricciones impuestas en la Autonomía Moravo Silesiana “son un mal relativamente pequeño frente a lo que podría venir si no hubiera un control al virus”. Pero, lo que sí critica es el momento del anuncio: “Creo que el momento no fue elegido bien. Debe quedar como lección para todas las Estaciones de Higiene en la Rep. Checa. Para que, cuando se emita una medida extraordinaria y local, que empiece a regir al menos desde la media noche”.

            Esto ha hecho que la oposición aprovecha la oportunidad para pedir la renuncia del ministro de Salud. Por ejemplo el vicepresidente del ODS, Zbyñek Stanjura, quiere no sólo la cabeza del ministro Vojtěch sino también de la jefa de la Estación de Higiene en la Autonomía Moravo Silesiana, Svrčinová. Stanjura considera que el ministro no da la talla para enfrentar la pandemia. Y sobre la jefa higiénica autonómica dice que sus declaraciones difieren de la realidad y de los riesgos. “O no nos dijo la verdad la semana pasado o en esta semana. No es posible que un empleado estatal presente tal tipo de información imprecisa, información no confiable. En ese caso, esa persona debe dejar el cargo”, señaló Stanjura.

            El ministro Vojtěch ha respondió que no prepara su renuncia. Aunque admite que el haber implementado las medidas de limitación de manera inmediata no fue lo más adecuado. Pero, reveló que la estación de higiene moravo silesiana los había informado sobre los planes de imponer restricciones dos días antes. Svrčinová tampoco acepta la crítica y recuerda que hubo una tendencia a la tranquilidad en los focos de infección. “Pero, de golpe, desde el miércoles empezaron a aumentar casos totalmente diferentes, que no tienen relación con OKD”, añadió.

            El líder de la KDU-ČSL, Marian Jurečka, también tuvo críticas. Señala que hace ocho días el primer ministro criticó a la oposición por hacer política de la covid-19. Pero también dijo que todo estaba bien, que todo estaba bajo control. “Así que debería sopesar si el ministro de Salud es alguien competente y si lo hace bien. Hace como un mes y medio critiqué al ministro de Salud por no haber sabido manejar la compra de los implementos de protección”, aseguró.

            Hasta los socios socialdemócratas no pudieron ocultar sus sorpresas. El ministro de Cultura, Lubomír Zaorálek (ČSSD), quien se había desplazado a Ostrava para saludar a los participantes del “NeFestival”, comentó: “En el pasado no había pasado que supiéramos de ante mano sobre una medida, pero se la podía deducir por las declaraciones anteriores. Aquí nos habían asegurado, por varias semanas, que la situación estaba estabilizada, que está bajo control. Así, que por eso me sorprendió aún más”, recalcó.