Inicio Noticias Crean programa para mapear alrededores de agujeros negros

Crean programa para mapear alrededores de agujeros negros

30
0

Praga (Ceské noviny) – Científicos del Instituto de Astronomía de la Academia de Ciencias de la Rep. Checa han desarrollado un programa que ayuda a mapear los sectores más cercanos alrededor de los agujeros negros. Aprovechan para eso el eco o la resonancia de las radiaciones equis que lanzan al espacio los materiales que se sumerjen en esos agujeros. El programa lo usaron los autores de un estudio que, por primera ocasión, hizo un mapa a la dinámica de las zonas circundantes y cercanas a los agujeros negros.

            Así lo informó Pavel Suchan, de la Academia de Ciencias, a la agencia de prensa CTK. Añade que la mayoría de los agujeros negros en el espacio son demasiado pequeños como para poder alcanzar a hacer prospección detallada de sus alrededores. Un agujero negro es algo que por su naturalez encorva el tiempo y el espacio de tal manera que ni la luz es capaz de escapar. Por lo que no es posible de ser visto, sólo que las materias que van cayendo en él crean un disco sobre el cual se crea un área con electrones, con temperaturas de varios millardos de grados. A esta zona se llama corona.

El programa simula los ecos de las radiaciones X

El equipo de la Academia de Ciencias desarrollo un programa con el cual se puede hacer una simulación efectiva de los ecos de las radiaciones equis de la corona, de lo que se conoce como el disco de acreción, en la inmediatez del agujero. “Se pudo llegar a los resultados del estudio sólo gracias a la utilización de ese código, el cual es, a su vez, preciso y lo suficientemente rápido para hacer un modelo de datos, que debe compararse con la previsión del modelo físico con la información observado para diferentes valores que son característicos al sistema. Como por ejemplo la masa del agujero negro, su rotación”, pormenorizó el autor principal del código utilizado, Michal Dovčiak.

            Los científicos utilizaron por primera vez el observatorio de radiaciones X “XMM-Newon”, con la ayuda del cual mapearon los alrededores de un agujero negro en el núcleo de galaxia IRAS 13224-3809. Se trata de una galaxia que es la fuente más variable en la emisión de radiaciones equis en el espacio. Está sometida a cambios grandes y rápidos, su claridad varía en cuestión de corto tiempo. La observación duró más de 23 días.

            Gracias a esas observaciones descubrieron que la geometría de la corona variaba, que su tamaño cambiaba muy rápido, en cuestión de días. Variaba sus ecos luminosos. Lo que les dio a los científicos datos y cifras más precisas sobre los valores de la masa y de la rotación del agujero negro. “Estudios como este son importante no sólo para entender cómo funcionan los agujeros negros, sobre qué cualidades tienen y cómo actúan sobre las masas en sus zonas aledañas. Pero, como efecto secundario, también ayudan a desarrollar nuevos métodos para su investigación”, explicó Suchan.