Inicio Destacados Cuidado con la Tía Eulalia! Cada domingo tendremos su visita.

Cuidado con la Tía Eulalia! Cada domingo tendremos su visita.

337
0
La Tía Eulalia
Vista de la República Checa por un moravo convertido en el ojo crítico de la Tía Eulalia.

Cuidado que llega la Tía Eulalia! Cada domingo tendremos su visita con uno de sus artículos. Un tanto polémicos, pero que todo el mundo piensa, pero se lo calla.

La Tía Eulalia tiene la lengua afilada. Es una dama de alta sociedad. Gracias a lo que tiene acceso a muchos cócteles, exposiciones y actividades sociales, culturales y políticas. Conoce a mucha gente, aunque lo más importante es que tiene un oído muy agudo. Y una memoria aún mejor a la del elefante.

Una vez por semana, avanza muy animada al encuentro con su sobrinito. Generalmente en el “Café Slavia“. En una de las ventanas con vista al Castillo de Praga y a la musa del Absinth. Es el mismo sitio a donde iba el disidente que se volvió presidente y tumbó al socialismo checoslovaco, Václav Havel. Aunque también Kafka y otros. Ahí, acompañada de su sobrino y bebiendo su deliciosa champaña francesa, más un poco de caviar persa, la Tía Eulalia comentará lo más importante que ha oído.

¡Y ella tiene una lengua muy afilada!

No critica, ella oye y luego pregunta.

¿Cuántos años tiene?

¡Ah, eso es algo que nunca se le puede preguntar a una dama! Y poco nos importa, ya que conversar con ella y enterarse de muchos matices sobre los que nadie escribe, siempre es bueno.

Así que, amigo lector, cada domingo, aparecerá en este lugar una nota con las observaciones de la Tía más dinámica y vivaz en tierras checas.

¡No te la pierdas! Y recuerda, puede estar en la cafetería en la que ahora estés tomándote tu café.