Inicio Noticias Dañan el Monumento a Los Niños Winton, en plena Estación Central de...

Dañan el Monumento a Los Niños Winton, en plena Estación Central de Trenes

28
0
El Monumento a los Niños Winton, los niños judíos salvados de terminar en una cámara de gas nazi. La imagen muestra manos de niños y adultos, padres e hijos que se separan... para siempre

Praga (seznamzpravy.cz) – Se llama el “Monumento a la Despedida” y está ubicado en la congestionada Estación Principal de Trenes Wilson de Praga y recuerda a los padres de los denominados “Niños de Winton. Pues durante el pasado fin de semana alguien lo dañó y la Policía investiga el caso como daño a propiedad ajena. Aún no se ha contabilizado el daño causado. Jan Rybanský, portavoz de la Policía en Praga, comentó: “Recibimos el aviso de alerta hoy temprano, por la mañana, a las 7. Los policías comprobaron en el lugar que la información era verdadera. Documentaron todo y ahora se realizan las investigaciones”.

            Jan Huñát es el autor del monumento (que es una especie de puerta/ventana de hierro, pintada de verde, con un vidrio al centro y parte superior donde podemos ver imágenes de manos, como que se despiden, como que buscan tocarse. Cuatro son de niños, cuatro son de adultos. El agresor dio un duro golpe al vidrio, que le produjo una rajadura diagonal, en la parte inferior. Huñát estima que quien causó el daño acudió al lugar del monumento ya decidido a causar daño. La fuerza utilizada para romper el pedazo de vidrio demanda una férrea voluntad de dañarlo. “No puede decir que no sabía lo que hacía y debió haber utilizado algún instrumento, algo como un destornillador o martillo, con el cual golpeó el vidrio en varias ocasiones”, añadió.

            En cuanto al daño provocado, sigue en el autor, es ya irreversible pues la parte del vidrio debe ser retirada y deberá fundirse una vez más. “El problema está en que si ponemos el trozo de vidrio al horno y lo ahorneamos, las marcas o huellas de las manos desaparecerían. Uno se pregunta, ¿por qué lo habría hecho? Hay una diferencia si fue alguien quien pasaba por ahí y le lanza una botella, es diferente a venir y hacero apropósito”, añade Huñát.

            Señala también que a su entender el daño material puede superar las 100 mil coronas; a lo que la reportera Judita Matyášová, quien se dedica desde hace años al tema de los “Niños de Winton”, añade que está también el daño emocional. El proyecto del monumento nació gracias a los esfuerzos de los descendientes de los padres que tuvieron que despedirse para siempre de sus hijos. Es un monumento justo dedicado a los padres que confiaron a sus hijos a Sir Nicolas Winton. Y son justo esos mismos hijos quienes diseñaron el monumento. Huñát lo llevó a la vida real.

El Monumento está ubicado en una parte tremenda transitada,
pero, extrañamente, sin cámaras

            Fue Matyášová quien les tuvo que dar la mala noticia a los hijos salvados por Winton. Es un monumento que se concretó gracias a donaciones procedentes de todo el mundo. Matyášová señala que es muy propobable que el daño o el ataque haya sido de antes, no de ayer domingo. Piensa que podría ser de la semana anterior. Huñát agrega que los transeúntes no necesariamente debían saber que el cristal estaba roto no por que así es el diseño, sino por que alguien lo atacó.

            Fue justo Matyášová quien denunció todo a la Policía, ella tomó las fotos que luego colgó en la periodista Lea Surovcová, de la Televisión Checa, colgó en su muro de “Facebook”. La periodista también se dedica al tema y ha rodado un documental sobre Winton y su hazaña de salvar niños judíos. El monumento fue donado por los Niños de Winton a los Ferrocarriles Checos. Tanto Matyášová como Huñát comentan que pese a estar en un sitio tan transitado, en el lugar del monumento no hay camarás, por lo que no está claro si se llegará a dar con el agresor.

La placa oficial junto al monumento: «Este monumento a la despedida es el símbolo del coraje y amor de todos los padres, quienes en los años 1938 y 1939, sin importar sus propios destinos, pusieron a sus hijos en los trenes, con lágrimas en los ojos e incluso en el corazón. Los despedían con las manos y los mandaban a una parte segura, para salvarles la vida. La mayoría de los padres murió durante el Holocausto»

            También señalemos que en menos de dos meses es ya la tercera noticia que salta y que tiene de trasfondo algo de odio racial. No olvidemos que el diputado del TOP 09, Dominik Feri (de padre africano), fue atacado a fines de abril pasado mientras realizaba, en un pueblito moravo, una cata de vinos. Fue llevado al hospital y el proceso de investigación policial continúa. El otro, del 25 de mayo, fue contra Ladislav Jakl, ex secretario del entonces presidente Václav Klaus, fue agredido en el Metro de Praga. Jakl era candidato al Senado por el movimiento SPD de Tomio Okamura.