Inicio Noticias Darán marco legal a la educación a distancia

Darán marco legal a la educación a distancia

43
0
educación, libro, computador

Praga – Michal Černý, jefe de la Asociación de Directores de Escuelas Básicas, señala que es necesario darle un marco legislativo a la educación a distancia. Aunque esto implique problemas.

            “Durante la primavera, hubo muchas observaciones. De que las clases a distancia se realizaban sin sustento en la Ley. Y si hemos decidido imponerle al estudiante que las clases sean obligatorias, queda claro que las escuelas también deben tener la obligación de adaptar sus condiciones a esas nuevas condiciones. De lo contrario no sería algo balanceado, No olvidemos que durante la primavera una parte de los estudiantes no se unió a las clases a distancia, incluso cuando podía. Otra parte tuvo una relación vaga con las clases. Ahí es necesario dar algún tipo de apoyo, para que exista la visión del látigo. Para que las cosas se tomen en serio. Esa condición puede darse varias veces más, aunque todos deseemos que no”, añadió.

            Černý estima que si dos alumnos de un aula no tienen computador, pues, facilitarles uno. Las cosas se complicarían si en el aula son 15. Si bien el ministerio de Educación situará más dinero para apuntalar la parte técnica de las escuelas, lo que se espera es que los municipios y las Autonomías sean los que paguen esos equipos, como organizadores y administradores de las escuelas. “En realidad, a la escuela le toca encontrar la vía para que los niños sean capaces de asistir a las clases. Hubo escuelas en las aldeas donde las tareas se repartían por buzones, y así funcionó”, aseguró Černý.

¿Profesores que dejen “el látigo” de las notas?

Y los profesores deberían de ser capaces de adaptar los métodos y las exigencias. A lo mejor reduciendo la cantidad de lo que se enseña, o reducir las horas, para que los hermanos puedan usar el mismo computador de manera alternada. “Cuando haya buena voluntad de ambas partes y sano juicio, entonces no se producirá ningún tipo de daño. Ahora, si algo llega a pasar, pues, difícil decir por qué se producirá”, indica Černý.

            Petra Mazancová, jefa de la “Plataforma de Profesores”, sobre esto comenta y recuerda que es mejor andar con pies de plomo, sin sueños, “pensando que la mayoría de los profesores son progresistas; la realidad es lo contrario, tienen un pensamiento clásico y algunos de ellos incluso no renuncian a la posición de poder que tienen gracias a las calificaciones”. Aplaude, eso sí, que se pongan reglas, ya que en la primavera los profesores pudieron haber sudado mucho preparando materiales, adaptando las clases. Y los niños no estaban, los padres no respondían. Los profesores trabajaron desde sus propios computadores, compraron cámaras de video cuando les faltaban. Y no todos los profesores tienen una tableta o un “notebook”.