Inicio Breves Desde que apareció el Códice Calixtino el turismo ha superado todas las...

Desde que apareció el Códice Calixtino el turismo ha superado todas las crisis.

230
0
.. La Iglesia de Nuestra Señora debajo de las Cadenas, parte destacada del pasiaje de la Plaza de la Ciudad Vieja, Praga...

Praga – En 1160 el monje benedictino francés Aymeric Picaud escribió el Códice Calixtino. La obra está basada en la vida del Apóstol Santiago. Pero, ¿por qué hablamos de la obra de este monje? La respuesta es simple, su obra se considera la primera guía de viajes de la historia.

El Libro V del mencionado códice era “un manual práctico”. Para los peregrinos europeos que, en el siglo XII, decidían adentrarse en la senda de peregrinación católica para llegar a la tumba del Apóstol.

En esta guía se describen varias rutas para hacer el recorrido del Santo Apóstol Santiago de Compostela. En dicho manual se hace referencia al mercado existente en la Ciudad Vieja de Praga. De donde sale una de las tantas rutas de peregrinación hacía Compostela.

En sus páginas se describen los peligros del recorrido. Se habla de cómo las ruta estaba llena de vándalos. Yy en el caso de Praga, del peligro de las inundaciones.

Por otra parte, hay muchas descripciones prolijas y muy informativas, sobre todo de la ciudad de Santiago de Compostela. Los apuntes geográficos son muy precisos, como los relacionados a los ríos que se hallan en el camino de Santiago. Nombres de las tierras y las características de sus habitantes.

El turismo como tal, nace en el siglo XIX. Como una consecuencia de la Revolución industrial, con desplazamientos cuya intención principal es el ocio, descanso, cultura, salud, negocios o relaciones familiares. Estos movimientos se caracterizan por su finalidad de otros tipos de viajes motivados por guerras, movimientos migratorios, conquista, comercio, entre otros. No obstante el turismo tiene antecedentes históricos claros.

Reloj Orloj Praga
El histórico Reloj Astronómico Orloj, en la Plaza
de la Ciudad Vieja de Praga

El libro de Karl Baedeker

En 1828 apareció el primer libro de viajes publicado por un alemán. El llamado Karl Baedeker. Uno que estaba escrito con una lógica muy precisa para entender a otras sociedades. La “Guía Baedeker” fue utilizada en la Segunda Guerra Mundial, por los pilotos alemanes para precisar los lugares donde debían arrojar sus bombas. Justamente sería el bombardeo sobre Leipzig, de 1943, la causa del destrozo de la editorial y del final de esta guía pionera en el turismo.

En Londres, ya antes de terminar el siglo XIX, se publicó una revista denominada “Steamboat Excursion Guide” (Guía de las excursiones en barco de vapor), que informaba de los recorridos organizados a lo largo del Támesis y demás vías fluviales.

En el mundo moderno, cuando el turismo empezó a prosperar y los europeos empezaron a viajar por el centro y sur de Europa. Las guías turísticas se han puesto de moda. Los primeros guías de turistas fueron los de montaña, hablamos de finales del siglo XVIII y principios del siglo pasado. En 1786, Sausure estableció un premio a quién lo acompañase a subir al Mont Blanc. Jaques Balmant lo ganó. Los ingleses impusieron la moda del turismo de montaña y por ende obligaron a la proliferación de guías. En 1821 se formó la primera Asociación de Guías en Chamonix.

Desde entonces el trabajo de los guías turísticos ha ido evolucionando hasta llegar al nuevo concepto de “Freetour”. Un concepto que ha muchas capitales europeas les molesta pero que ha hecho accesible a todos los visitantes de un país la información básica. Prestando un servicio de alta calidad.

Lo cierto es que coronavirus o sin coronavirus el turismo volverá a Europa y Praga. Y volverán los guías con sus, en ocasiones, vistosos paraguas.

Panorámica Plaza Ciudad Vieja
El punto de mayor atracción y reunión en Praga: la Plaza de la Ciudad Vieja. Poco a poco regresan los turistas y los guías con sus paraguas