Inicio Economía El Aeropuerto de Praga deja de ser un punto de tránsito y...

El Aeropuerto de Praga deja de ser un punto de tránsito y de ganar dinero por ello

92
0
El Aeropuerto Internacional Václav Havel de Praga rompe récords en cuanto a la atención y chequeo de pasajeros; pero, ya no recibe lo mismo de las aerolíneas ya que baja la cantidad que usan esa instalación como punto de tránsito a otros vuelos

Praga (E15) – De acuerdo con los datos del Aeropuerto Internacional Václav Havel de Praga, no se llega a poder convertir a Praga como un punto o nodo de tránsito significativo a pesar del nivel récord en la atención de pasajeros. Los pasajeros que aterrizan en el Aeropuerto de Praga se quedan principalmente en la República Checa. En 2010, casi una cuarta parte de todos los pasajeros hacían trasbordo. Sin embargo, su proporción ha caído por debajo del tres por ciento en los últimos cinco años.

            Por lo tanto, si bien las empresas relacionadas con el turismo ven aumentar el número de clientes, así como la cantidad de pasajeros atendidos en el largo plazo, el aeropuerto está perdiendo algunos ingresos, en particular parte de las tarifas de las aerolíneas. Los pasajeros en transferencia pagan más tanto a la aerolínea como al aeropuerto. “Desde hace mucho tiempo estamos interesados en aumentar el número de pasajeros que hacen transferencia. Vimos una fuerte disminución principalmente debido a los cambios en el modelo de negocio de las aerolíneas con base en Praga”, dice Kateřina Pavlíková, portavoz del aeropuerto. Este año, hay un ligero aumento en el número de pasajeros en tránsito debido al desarrollo de vuelos de larga distancia.

            El especialista en temas aéreos, Petr Kováč, de la consultora EY, estima que un ejemplo lo pueden dar las Aerolíneas Checas: “Una gran cantidad de pasajeros volaron a través de Praga, por ejemplo, desde Escandinavia a destinos del sur, pero fue un problema la rentabilidad de estas rutas. El aspecto económico obligó al transportista a cambiar su enfoque”, La disminución en el número de pasajeros también se ve influida por la capacidad de la alianza de aerolíneas para coordinar sus vuelos. “La alianza SkyTeam, que incluye a Czech Airlines, no es una de las más fuertes en este respecto. Esto es algo que, difícilmente, puede influir este aeropuerto”, agrega Kováč. La solución podría ser más conexiones de larga distancia, como la introducción de una línea a Vietnam.