Inicio Noticias El espionaje checo quiere su propio banco de datos para reconocer rostros

El espionaje checo quiere su propio banco de datos para reconocer rostros

508
0
Ojo

Praga (seznamzpravy.cz) – Los servicios secretos de la Rep. Checa podrían obtener mayores atribuciones, podrían manejar los registros en los sistemas de información. Al menos esa es la intención y que fue ayer, martes, apoyado por el comité de Seguridad del Senado Checo. Aprobada esa iniciativa, sin objeciones, que promueve el Gobierno y que debe incrementar la seguridad en el país. Aún falta que el plenario del Senado apruebe la iniciativa.

            Michal Koudelka, jefe del contraespionaje civil checo BIS, dijo en la reunión del comité explicó que la información que se acumulará será la de los rostros de las personas. Las imágenes se obtendrán no sólo en el Aeropuerto Praga Ruzyñe sino también en otros puntos de la capital checa, en especial las estaciones del Metro e incluso en la zona del centro. Koudelka defendió la propuesta, dijo que una base de datos de rostros es muy importante para los servicios de inteligencia, especialmente cuando se trata de buscar a personas buscadas internacionalmente.

            “Nos permitiría compartir las fotos del banco de datos con nuestros socios extranjeros y esto apuntala significativamente la seguridad en la Rep. Checa”, añadió el coronel Koudelka. Otro cambio que se propone le daría al mundo del espionaje la posibilidad de obtener y procesar fotos digitalizadas e indentificadores de personas que están ya registradas en algún sistema de información. Y el espionaje incluso podría acceder a la información reservada en poder de los bancos; la recibirían sólo con la autorización de un juez, pero no necesariamente con el conocimiento de los bancos. Ese tipo de acceso lo tendría también el Banco Nacional Checo y la Administración General de Aduanas.

            La enmienda también cuenta con la prolongación del período de validez de la autorización para poder utilizar la técnica de espionaje, pasando del máximo de 3 meses a cuatro. Los espías podrán usar las escuchas en la forma que determina el Código de Procedimiento Penal. Esto se aplicará a los tres servicios de inteligencia en la Rep. Checa: BIS, Inteligencia Militar y ÚZSI.