Inicio Economía El PIB Checo creció en 2,6% en el 1er trimestre

El PIB Checo creció en 2,6% en el 1er trimestre

25
0

Praga (České noviny, ČSÚ) – Durante el 1er Trimestre del presente año, la economía checa creció, según las cifras más precisas dadas a conocer por la Oficina Checa de Estadísticas (ČSÚ), en 2,6 por ciento interanual, es decir al mismo ritmo que lo marcado en el último trimestre del 2018. En términos de trimestre a trimestre, el Producto Interior Bruto (PIB), checo aumentó en 0,6 por ciento. Según los economistas, la potencia de la economía checa sigue siendo sólida más allá de las amenazas de guerras comerciales o del “brexit”.

            No obstante, subrayan los mismos especialistas, lo cierto es que el momento económico ha pasado ya su climax por lo que en los próximos trimestres es de esperarse desaceleración en los ritmos de crecimiento. “Por el momento, la economía checa va soportando bien la desaceleración observada en las economías de la Zona Euro, y en especial la alemana. La fuerte demanda interna ayuda a compensar en la economía los fuertes choques externos. Pero, ni aún con eso la economía lo logrará evitar una desaceleración cierta”, explicó el economista de “Deloitte”, Václav Franče.

            También para los analistas Luboš Růžička, del “Raiffeisenbank” y Jiří Pour, del “UniCredit Bank”, la economía checa ha superado ya su punto máximo dentro del ciclo económico e irá desacelerando gradualmente. El director del departamento de cuentas nacionales en ČSÚ, Vladimír Kermiet, añade que el crecimiento de la economía en el 1er Trimestre se vio apoyado especialmente por la voluntad de los hogares por seguir gastando más y por los egresos de las instituciones gubernamentales.

ČSÚ: PIB checo, comparación interanual, precios constantes,
depuración estacional

            El ritmo de crecimiento interanual respondió a los cálculos del Banco Nacional Checo (ČNB, banco central), según comentó el mismo banco. Pero, aún así, dentro de la mezcla que compone el PIB, el consumo de los hogares y del Gobierno crecieron a ritmos más rápidos, mientras que el incremento de la producción bruta de capial quedó por debajo de su previsión. ČSÚ explica que, por ramas, fue la Industria Procesadora la que más aportó al crecimiento de la economía en el 1er Trimestre 2019. Le fue particularmente bien a la producción de maquinarias, la fabricación de productos plásticos y de goma.             Pero, por el contrario, la Industria Automotriz (el mayor motor económico checo), y la producción de equipos eléctricos registraron una pérdida de potencia en sus producciones. Los datos publicados por ČSÚ son ligeramente mejores a las cifras preliminares que publicó a mediados de mayo, cuando indicó que el PIB checo había crecido en 2,5 por ciento interanual y en 0,5 por ciento trimestre a trimestre. Michal Špaček, gerente en “NN Investment”, destaca que se trata de una noticia positiva ya que, aunque el crecimiento económico desacelera, lo hace a un ritmo menor al esperado.