Inicio Destacados Embajador chino no ve motivos para destruir los lazos con los checos

Embajador chino no ve motivos para destruir los lazos con los checos

135
0
embajador chino - jefe del Senado
Jaroslav Kubera fue uno de los invitados especiales del embajador chino en Praga, Zhang Jiamin, para festejar los 70 años de relaciones diplomáticas checo-chinas. Foto del 2019

Praga (Ceské noviny) – El embajador chino en la Rep. Checa, Jienmin Zhang, conversó el sábado pasado con la agencia de prensa ČTK. Indica que no ve motivos para que China y la Rep. Checa insistan en destruir sus lazos mutuos, lazos construidos en el interés de los dos Pueblos. Zhang conversó con la ČTK con motivo del planificado viaje del jefe del Senado Checo, Miloš Vystrčil (ODS) a Taiwán. Para el embajador, algunas personas no consideran los hechos y más bien toman la ideología y los fines políticos como las bases de todo.

            Vystrčil ha dicho que los motivos para su viaje a Taiwán son la cooperación económica aunque también la falta de reacción de los altos cargos políticos checos ante las presiones chinas. Es cierto que, antes de la pandemia, la actitud del embajador Zhang, ya desde diciembre del año pasado, cuando reveló a manera de infidencia, el contenido de la reunión que tuvo con el primer ministro, ha sido criticada incluso por el premier Andrej Babiš (ANO 2011) o por el ministro de Cultura, Lubomír Zaorálek (ČSSD).

No está de acuerdo con el viaje a Taiwán

El embajador deja en claro que no está de acuerdo con el periplo del jefe del Senado a Taiwán y confía que la parte checa respetará su compromiso de reconocer la política de “una sola China”. Al mismo tiempo, destaca que China observa con mucho interés el desarrollo de las relaciones bilaterales y tiene la voluntad de apoyar el desarrollo de la alianza estratégica en base al respeto mutuo, la igualdad, el beneficio mutuo y la no injerencia en los asuntos internos de la otra parte.

            “Las buenas relaciones chino-checas están en el mejor interés básico de los dos Pueblos. Sin embargo, lastimosamente, hay aún aquí gente cuyos cuerpos entraron al Siglo XXI, pero sus menstes se han quedado en la época de la Guerra Fría. No consideran los hechos y estiman la idelogía y los objetivos políticos como la base de todo. Esa forma de ser es como ir en una bicicleta la cual ha perdido la cadena. Y sin importar la fuerza con que usted pedalee, igual no podrá mantener el ritmo con la cooperación, con el desarrollo, con el beneficio mutuo y el tener ganancias conjuntas”, explicó Zhang.

            Apunta que, en momentos como el actual, cuando las economías de los Estados están a la baja, por consecuencia de la pandemia, es importante la solidaridad y la cooperación. Así que a nadie ayuda ponerse en una confrontación política sin sentido. Eso tampoco resolverá la situación de la pandemia ni acelerará la reactivación de la economía. “Sólo dañará las relaciones entre ambos países, dañará los intereses de las empresas y de los ciudadanos de los dos países”, aseguró.

Taiwán: Un tema heredado de la era Kubera

No olvidemos que el viaje a Taiwán es una herencia que Vystrčil recibió del fallecido jefe del Senado, Jaroslav Kubera (30). El viaje será del 30 de agosto al 5 de septiembre. Según informó el propio jefe del Senado al servidor “iDNES.cz”, registra el interés de 50 empresas e instituciones de investigación para ser parte de la comitiva. En el pulso por el viaje, que se tiene desde el año pasado, salió a flote, tras la muerte de Kubera, que la embajada china preparó a la Presidencia Checa una formulación de cómo ve ese viaje. Claro, nada positiva.

            Vystrčil no deja de comentar que el embajador chino presiona por todas partes para que no viaje. La embajada china ha expresado su malestar incluso por el mensaje de agradecimiento que tuvo Vystrčil con Taiwán por el regalo de mascarillas sanitarias. E inclus reveló que un consejro de la embajada china alertó vía telefónica ante el deseo del jefe del Senado Checo de felicitar a la nueva presidenta taiwanesa por su elección.

Jaroslav Kubera
Jaroslav Kubera, político del conservador ODS, jefe del Senado Checo; ya fallecido

            “Existen muchas versiones en los diarios sobre los motivos de la decisión del representante checo sobre la visita a Taiwán. No es importante cuál es el verdadero motivo, ya que eso no disculpa la violación de la soberanía y la integridad territorial del resto de países. Ningún país, incluida la Rep. Checa, tolearía la visita de un representante extranjero a su territorio. Alguien que llega con la abierta intención de apoyar las actividades separatistas”, aclara Jienmin Zhang. 

            Recuerda que la misión de la embajada es proteger la soberanía nacional y apoyar la cooperación amistosa. En ese sentido, “China está básicamente en contra de la intervención de fuerzas externas en los asuntos referidos a Taiwán”. Y confía, sinceramente, que todos decantarán por apoyar la amistad entre los dos países, China y la Rep. Checa y no por demoler la cooperación bilateral. “Confiamos que lograremos alcanzarlo. Que alcanzaremos más entendimiento, respeto y cooperación en el marco de nuestras relaciones. Y que haya menos cálculos políticos, ataques y calumnias”, añadió el embajador.

Respetar el Derecho Internacional

Considera que las autoridades nacionales, las que representan a sus países deberían actuar, cuando se trata de los lazos y contactos diplomáticos, en consonancia con las políticas y principios diplomáticos, del Derecho Internacional y las normas básicas de las relaciones internacionales. Hay que respetar intereses claves y las cuestiones que son importantes para los otros países. “Particularmente no puedo apoyar las fuerzas separatistas ni las actividades del resto país socavando así sus soberanías e integridades territoriales. Así que la cuestión no es si, acaso, la Libertad y los Valores son necesarias para que cada político visite Taiwán. Sino más bien si desean preservar las normas de las relaciones internacionales y si, acaso, van a respetar los compromisos internacionales”, manifiesta Zhang.

            Y justo esa área, el respeto de los compromisos internacionales es clave. Dice que hay individuos en la parte checa que interfieren en los asuntos internos de China. Recuerda que su país nunca ha hecho algo que dañe la integridad territorial de la Rep. Checa.