Inicio Covid 19 Fabricarán en Chequia la vacuna contra la covid-19

Fabricarán en Chequia la vacuna contra la covid-19

329
0
jeringuilla vacuna Covid-19

Praga (lidovky.cz) – El Gobierno de los EE.UU. ha decidido acelerar el desarrollo de la tan deseada vacuna para la covid-19, por lo que ofrecerá una inyección financiera por como 38 millardos de coronas a la empresa “Novavax”. La administración de Donald Trump le encargó a esa compañía 100 millones de dosis de la vacuna que desarrolla y que podía empezar a producir en enero 2021. Es un plan con una marcada huella checa, ¿por qué? Por que la vacuna llegaría a producirse completamente en este país de Europa Central.

            Y se produciría en el exmunicipio de Bohumil, junto a Praga. Ahí tienen una planta que se dedica a la fabricación de vacunas desde el año 1920 y “Novavax” la compró a fines de mayo. Por lo que es posible que una parte de la producción de un bien tan codiciado se fabrique en tierras checas. “Creo que gracias a las buenas relaciones habrá cierto grado de generosidad y dejarán aquí una parte de la vacuna. Al menos sobre eso es lo que se habló”, declaró al diario “Gaceta Popular” el exviceministro de Salud y hoy apoderado gubernamental para la Investigación Sanitaria, Roman Prymula. Resulta que los representantes de “Novavax” se presentaron incluso en la Oficina del Gobierno, en donde hicieron una presentación de sus planes.

            Prymula destaca que, entonces, la inversión del Gobierno Estadounidense siginifca que cree en la investigación de “Novavax” ya que se trata del mayor incentivo dado a algo relacionado con la “coronavacuna”. Pero, al parecer no será la primera en poner la vacuna en el mundo pues hay al menos dos compañías que están más adelantadas. Dinero del Gobierno de los EE.UU. también han ido para las empresas “AstraZeneca” y “Moderna Therapeutics”. Aunque ninguna con el monto dado a “Novavax”.

coronavirus

            Las dos empresas competidoras están más adelantadas y en octubre podrían incluso presentar la sustancia final de la vacuna. Incluso con eso, indica Prymul, esto no debe significar malas noticias para los checos. Y hay una batalla comercial; “AstraZeneca” ha dejado que Alemania, Francia, Italia y los Países Bajos le paguen para reservarse espacios de producción para crear vacunas para esos países.

            En realidad, “Novavax” compró dos sitios donde los checos ya producían vacunas. Además de Bohumil, compraron una planta cerca de Kostelec nad Černými lesy. El jefe de la empresa estadounidense, Stanley Erck, comentó que tienen grandes planes de producción y las compras en la Rep. Checa son vitales para un contrato por varios millardos de docis. Ellos desarrollan la vacuna NVX-COV2373. Prymula, que es epidemiólogo, subraya que en este caso, frente a las otras empresas, la vacuna ofrece una gran potencia, lo cual es clave desde la perspectiva de los inmunogenes. Por eso puede ser que el Gobierno de EE.UU. la apoya con tanta fuerza.

            Pero, esa apuesta de Trump en “Novavax” puede significar complicaciones para los checos. Los estadounidenses tendrán prioridad, por que es su inversión, en todo lo que se produzca. Así que aunque en tierras checas se fabriquen cientos de millones de dosis, nada de eso quede en el país. Ya pasó algo así en el año 2009, con la producción del sérum para la pandemia de la gripe. El Gobierno Checo de ese momento no hizo reservaciones de la vacuna y todo lo producido fue a la exportación.

            La NVX-CoV2373 se producirá toda y directamente en Bohumil. Las ámpulas se importarán desde Suecia y la vacuna se pondrá en las ámpulas en Alemania. Esto no suele ser así siempre. Por ejemplo, los antigenes de la vacuna del pneumococo se “mezclan” en varios sitios diferentes. Está previsto que los anticuerpos puedan proteger el cuerpo humano entre 3 a 5 años. Si en ese tiempo la covid-19 no ha desaparecido del mundo, entonces la planta de Bohumil pasará a una especie de producción interminable. Ya que será necesario fabricarla periódicamente. Indiquemos que en este momento se realizan los trabajos necesarios para poder ofrecerle mayor protección y aislamiento de seguridad, para poder fabricar vacunas infecciosas. Ojo, la que sería para la covid-19 no es de ese tipo.

            Aparte, la Rep. Checa trabaja en el desarrollo de su propia vacuna. En la investigación ha situado decenas de millones de coronas. El equipo investigador está liderado por la médica y diputada Věra Adámková (ANO 2011). En este caso se encuentran en el puro inicio, las pruebas las realizan sólo a nivel de laboratorio. Además, el equipo ha sido criticado por especialistas en virus e inmunología, quienes le han escrito al Gobierno ya que sospechan que quienes desarrollan la investigación carecen del conocimiento necesario.