Inicio Noticias Faltan creyentes, así que regalan 119 iglesias

Faltan creyentes, así que regalan 119 iglesias

119
0
En la zona de Pilsen la Iglesia Católica Checa sufre por la poca cantidad de feligreses, ha tenido que traspasar 119 Iglesias a otras instituciones para lograr que sigan en uso y sirvan a la sociedad

Praga (echo24.cz) – Faltan creyentes en la Rep. Checa y el Obispado de Pilsen sabe eso muy bien. Durante el año pasado, ese Obispado transfirió 4 Iglesias más que no se usaban; las pasó al Municipio. En un período de como 20 años, llegan a 119 Iglesias las que han sido traspasadas al Municipio, asociaciones y agrupaciones de tipo social. Informó el obispo Tomáš Holub.

El Obispado de Pilsen empezó con esos traspasos de Iglesias como primero en la Rep. Checa. Pero, también es quien más ha traspasado. Sucede que por la poca cantidad de feligreses en la región, que era antes de los Sudetes, no tiene cómo utilizarlas. Los traspasos son sin costo para el beneficiario y la Iglesia Católica indica que no registra caso alguno donde haya lamentado la transferencia.

“Estamos satisfechos o muy satisfechos. Creo que no existe un caso en el que digamos que el traspaso no haya sido bueno. No existe una Iglesia que, después de la transferencia, no siga siendo un centro de cultura en el municipio. Y, por el contrario, están mejor mantenidas ya que las mismas comunidades las han tomado como suyas”, explicó Holub.

La Iglesia carecía del dinero para reparar cientos de Iglesias. Muchas de las cuales, especialmente las que están en la zona fronteriza, quedaron marcadas por la expulsión de la población originaria, de ascendencia Sudete. Estaban en condiciones muy malas, muchas a punto de caerse. Las agrupaciones las reparan paulatinamente y las Iglesias, como edificios, se convierten en centro de las actividades locales. Pero, también los nuevos dueños tienen accesos más fáciles a diferentes tipos de subsidios o ayudas para esos monumentos.

El año pasado, el Obispado de Pilsen transfirió la Igelsia de San Pedro en Stříbře, la de San Vavřinec en Břasy, la de San Štěpán en Kozolupy y la Iglesia del Espíritu Santo en Stráže u Boru en Tachovsku.