Inicio Ocio y Cultura Fin de Años sin petardos, bengalas y a las 9 en casa

Fin de Años sin petardos, bengalas y a las 9 en casa

71
0

Praga – La última noche de cada año suele estar acompaña de mucho ruido. Producto de los petardos. También de las luches de las bengalas y los fuegos artificiales. Y tienen mucho ruido, por toda la gran cantidad de personas que salen a las calles a festejar. Este 2020 y por la covid-19 las cosas serán totalmente diferentes. E incluso deberemos estar de vuelta en casa a las 21 horas. La sabiduría popular sabe que la única posibilidad de festejar en la calle, a la media noche, será si sacamos al perro a que haga sus necesidades. Pero, el paseíto deberá ser no más allá de los 500 metros alrededor de nuestra casa.

Si en la Navidad el Gobierno admitió excepciones al toque de queda y autorizó que las personas pudieran asistir a la Misa de Gallo en las Iglesias. Ahora, en San Silvestre, no hay excepciones. Por lo que, entre las 21 horas hasta las 05:00 de mañana, 1ero de enero, hay que pasar encerrados en casa. Salir podremos sólo para ir/venir del trabajo, ir a la maternidad.

Las cervecerías, bares y restaurantes están cerrados y desde las 21 horas tienen prohibido dar comida incluso a través de la ventanilla externa.

Lo único que queda es reunirnos en casa

Pues, sí, es lo único que nos queda. Sólo que las disposiciones dejan en claro que está prohibido dejar nuestros hogares sin un motivo de peso. Sólo que, desde el inicio de todas las medidas, poco han hecho los policías y los gendarmes municipales por que se cumplan.

El ministro de Salud, Jan Blatný, apeló a la población a que hagan el brindis por el Año Nuevo dentro del más estricto círculo familiar. Sin ir ni organizar reuniones para amigos o conocidos. En cuanto a los fuegos artificiales, éstos no fueron prohibidos por las medidas anti covid-19, sino que las alcaldías pararon cualquier festejo de ese tipo, para evitar las aglomeraciones para verlos.

Por ejemplo, Praga o Jihlava los han prohibido. Y eso que los fuegos artificiales de Praga, el 31 en la Av. Wenceslao y el 1ero desde la explanada de Letná han sido tradicionales, grandes y muy vistos.

Si sale o bebe lo multarán

Este año no habrá fuegos artificiales. Y si alguien desea correr el riesgo y sale a la calle a lanzar alguna bengala, corre el riesgo que un agente policial lo detenga y le ponga una multa. Igual podrá pasar si lo encuentran caminando alegremente después de las 21 horas (y no tiene un perro). La Policía alertó: ya no llamará la atención, ni recordará al infractor que debe irse a su casa; pasará directamente a la multa.

En Praga está previsto que haya más personal de la Policía Checa y de la Policía Municipal en las calles. Dos veces más de lo normal. Irena Seifertová, portavoz policial capitalina, le dijo al diario «Právo»: «300 guardias controlarán el cumplimiento de las medidas extraordinarias por la crisis. En primer lugar, controlarán la prohibición de salir de casa, también el no beber alcohol en la vía pública, el funcionamiento de las ventanillas de expendio y el bando municipal sobre los fuegos pirotécnicos».