Inicio Ocio y Cultura Habrá menos Vino San Martín

Habrá menos Vino San Martín

109
0
copas, vino

Praga (MfD) – El 11 de noviembre es una fecha tradicional y de importancia en el mundo vinatero, se celebra a San Martin y es el día en que sale a circulación el vino joven, de la cosecha del mismo año. El conocido “Vino de San Martin”. Que se sirve con un tradicional ganso al horno, con col agriodulce y los conocidos “knedliky”. Sólo que por razones del clima e incluso de la covid-19, la tradición está amenazada en el 2020.

Tan sólo 300 000 botellas

Al menos 300 000 botellas del “Vino de San Martin” llegarán al mercado en la fecha 11.11. Por cierto, circula a las 11 horas. Pero, bien puede darse que sean menos ya que la producción de este año se complicó no sólo por el coronavirus. Al punto que hay varios vinateros que en este año no producirán “Vino de San Martin”. En el año 2018, por ejemplo, circularon 2,2 millones de botellas y la cota de los dos millones se mantuvo desde el 2015.

Bronislav Vajbar, propietario de los “Viñedos Vajbar”, en Rakvice, le dijo al diario “Mladá fronta Dnes” que por el frío en la primavera y el verano las uvas estuvieron mejor para la cosecha mucho después de lo que es habitual. El vino joven ya ha terminado su proceso de fermentación, empiezan a depurarlo y lo preparan para que reciba la denominación “Vino de San Martin”. Señala que en el momento que los consumidores prueben ese vino, en sus viñedos seguirán cosechando las últimas uvas. Algo no visto en el pasado.

comida
Con el tradicional “Vino de San Martin” hay que comer el ganso al horno.
La mayoría de los restaurantes tienen el 11 de Noviembre de cada año un menú especial por esta tradición

Algo de historia

El “Vino de San Martin” nace de la gran variedad de tradiciones que existen en Moravia, la parte de la Rep. Checa especializada en uvas, vinos y destilados (Bohemia bebe cerveza). No hay relación directa con San Martin, no es el patrono de los vinos. Fue una coincidencia que, siglos atrás, la degustación del primer vino de la vendimia se distribuía el 11 del 11. El inicio de noviembre solía ser el período en que terminaban los trabajos en el campo, especialmente en los viñedos.

Las uvas estaban ya a buen resguardo y se podía empezar a probar cómo quedó la cosecha. Además, se acerca el período de tranquilidad del adviento y el carnestolenda. Así que el “Vino de San Martin” se lo vincula a ese último período, antes de la construcción, donde se debe libar y comer. El vino de noviembre es fresco y con marcado sabor frutal. Ha fermentado apenas unas pocas semanas, pero las suficientes para obtener cuerpo y sus características típicas.

No es un vino para guardar. Los vinateros recomiendan consumirlo hasta la Pascua de Resurrección. Cuando aún mantiene su frescor. Para poder llevar la denominación “Vino de San Martin”, debe de producirse de las cepas: Müller Thurgau, Veltinske tinto tempranillo, Moscatel Moravo (para vinos blancos), Portugal Azul, San Lorenzo (para los vinos tintos y rosados) y Zweigeltrebe (vinos rosados). Todas cultivadas en el territorio checo.

Una comisión independiente confiere la denominación, evaluando las cualidades del vino, su color, textura, intensidad del aroma, armonía, su sabor y la apariencia general del vino. La botella debe llevar la mención que ha sido reconocido como “Vino de San Martin”. El vino debe servirse desde la botella y no de un barril.

toda praga