Inicio Noticias Entrevista con la ganadora del “Premio Homo Homini”, Francisca Ramírez

Entrevista con la ganadora del “Premio Homo Homini”, Francisca Ramírez

733
0

Praga – Francisca Ramírez Torres, quien recibió esta semana el “Premio Homo Homini” de parte de la Fundación “Hombre en Emergencia” en reconocimiento a su lucha por la defensa de los Derechos Humanos nos concedió una entrevista exclusiva ayer. En la “Cafetería Langhans”, de la citada fundación, comenta sobre lo que significa estar ahora de viaje, presentando a la prensa y a la opinión pública los problemas que enfrenta la gente común en su natal Nicaragua. El caso del “chino”, es decir el proyecto de construcción del nuevo canal entre el Pacífico y el Atlántico, la dictadura de Daniel Ortega y los presos políticos que han recibido condenas con más de dos siglos de cárcel.

           “Haber recibido el Premio Homo Homini tiende detrás de si el sufrimiento del Pueblo de Nicaragua y les agradecemos esta oportunidad, a ustedes, de la prensa, por la oportunidad que nos dan para informar lo que le pasa al Pueblo de Nicaragua. Por que esto es algo de lo que poco se sabe o se ve, no tenemos recursos para poder informarles y decirles que el Pueblo de Nicaragua es el pilar de una lucha cívica y pacífica. Creemos en la comunidad internacional que puede ayudarnos para que en el mundo ya no haya más guerras, para que el Pueblo no sufra, sino que se pueda salir de la mejor vía pacífica”, nos señala Francisca Ramírez.

            Afirma también que organismos como las Naciones Unidas y la Organización de los Estados Americanos tienen la obligación por velar por la Democracia en los países, “por que es injusto que, cuando un pueblo como el nicaraguense pide Democracia, tenga que pasar lo que está sufriendo: crímenes de lesa humanidad, desplazamientos forzosos, secuestros cada día, encarcelamiento de líderes, torturados en las cárceles”. Denuncia que en su país (ella está exiliada en la vecina Costa Rica), ya como 700 presos políticos (líderes estudiantiles, líderes de la sociedad civil, líderes campesinos).

            “Esperamos que la comunidad internacional nos ayude, por que Gobiernos dictatoriales, como el de Ortega, cuando reciben asistencia, la utulizan nada más para reprimir, para sujetar más al pueblo según sus intereses. Por que en Nicaragua no hay libertad de expresión y le doy un ejemplo: el periodista Miguel Mora, quien era de Cien por ciento Noticias, le desmantelaron todo el medio que tenía y hoy está preso así como la jefa de noticias Lucia Pinaguau. También fue asesinado hace 11 meses Ángel Gaona y no hemos alcanzado justicia. Ya no tenemos organismos de los DD.HH. a los que podamos recurrir por que Ortega los ha desmantelado a todos, ha venido cerrando todas las organizaciones de la sociedad civil. Por lo que hoy el mundo no se puede dar cuenta de lo que pasa en Nicaragua por que todos los espacios están cerrados”, subraya.

Francisca Ramírez en Praga, con la camisa que muestra a los presos políticos del régimen de Ortega, con condenas por cientos de años…

            La situación por esa obstrucción a las instituciones de la Sociedad Civil es tan grave, nos detalla Francisca Ramírez, que hoy en día nadie, ningún ciudadano nicaragüense puede salir a la calle a una marcha usando la bandera o cantando el himno nacionales. No lo pueden hacer en su propia Patria por que Ortega, simplemente, considera que los usan para criticarlo y atacarlo. Nos relata que ya hay casos en donde hasta los mismos empleados públicos se hartan de tener que reprimir o actuar en contra del propio pueblo; “pues, no les queda más que huir, como huyo Rafael Solís, un ministro de la Corte Suprema de Justicia”.

Todo empezó por el Canal

“Soy defensora de los Derechos Humanos y del Movimiento Campesino que empezó desde el 2013 en contra del proyecto del canal interoceánico y de la concesión canalera que fue entregada al chino Wang Jin”, nos señala Francisca Ramírez Torres en otro momento de la entrevista. Ese fue el inicio de su combate, el proyecto interoceánico donde un chino, actuando como agente privado y con sus millardos, obtuvo del Gobierno de Nicaragua la luz verde para concretar un canal tres veces más largo y dos veces más profundo que el de Panamá. Atravesaría 270 kilómetros de la parte sur del país, arrasando con ecosistemas frágiles, selvas vírgenes y podría dañar el Lago de Nicaragua, el cuerpo de agua dulce más grande de Centroamérica.


.. el grupo de nicaragüenses presentes en el Festival de Cine Documental Un Mundo sobre los DD.HH. Segunda de izquierda a derecha es Gaby Baca, cantautora nicaragüense. A la derecha Francisca Ramírez

            ¿Por qué oponerse a un canal interoceánico si, supuestamente debe aportar al crecimiento económico de todo el país? Francisca Ramírez sonríe y responde: “Bueno, sobre todo no fuimos consultados, no es un proyecto de nación. Es un proyecto de un Dictador y de su familia con un chino, Wang Jing. La concesión, la Ley 840, que contiene 25 artículos beneficía totalmente al chino y a sus aliados, pero a los dueños de las tierras se les impone la expropiación y no reconoce derecho alguno para poder demandar. La Ley 840 decía que íbamos a ser indemnizados, ni a 50 USD por manzana, pero fuimos expropiados y expulsados de nuestros territorios”.  

El Movimiento Campesino y las comunidades indígenas

Ramírez denuncia que ya desde el 2006, cuando Ortega asume la presidencia, hay una política

de agresión en contra de las comunidades indígenas. Ya desde entonces son criminalizados, desplazados e incluso corren el peligro de que sean exterminados. Sus tierras ancestrales están también bajo peligro por el proyecto de construcción del canal interoceánico.

            La premiada con el “Homo Homini” nos cuenta sobre la represión que sufrieron en abril del año pasado los estudiantes que salieron a manifestar para pedir se detenga el incendio en la Reserva Indio Maíz, la segunda reserva natural de Nicaragua que Ortega deseaba apoderarse. “Los estudiantes salieron a pedir se acepte la ayuda humanitaria de los países vecinos, que nos daban para apargar el incendio. El régimen de Ortega se negaba y el 18 de abril fueron reprimidos, fueron las primeras masacres, se asesina a los primeros estudiantes. Entonces, como el Movimiento Campesino ya estaba organizado desde el 2013, ya llevábamos más de cien marchas en contra del proyecto del canal interocéanico, ya teníamos algo de experiencia, ya había campesinos baleados con balas de goma, campesinos sin ojos, campesidos reprimidos. Entonces nosotros salimos a las calles a pedir que cesara la represión. Pero no lo logró. A la actualidad de hoy, hay más de 500 asesinados, esto ya ha sido confirmados por organismos internacionales que conseguimos que vinieran a investigar, aunque luego los expulsaron”, narra la actividad por los DD.HH.

¿Habrá un cambio pacífico, elecciones libres?

Francisca Ramírez no cree que en Nicaragua pueda darse ni unas elecciones libres ni, por ende, un traspaso regular del poder a quien gane en los comicios. Explica que si bien el presidente Ortega abrió un espacio de diálogo con la oposición y otros grupos, lo hizo más para poder ganar tiempo para crear un tercer grupo armado nacional.

“Eran paralimitares, además de la Policía y el Ejército. Ese nuevo cuerpo se encargó de ir a tirar balas de plomo, con fusiles de guerra contra los manifestantes. En realidad que mataron a cantidades de manifestantes. Hoy intenta vender otra mentira del diálogo. El Pueblo de Nicaragua cree en una salida pacífica y negociada. Queremos que haya Justicia para las víctimas. Las negociaciones deben ser para que haya una transición, para que haya elecciones libres y transparentes, que puedan ser observadas. Creemos que un Gobierno que comete crímenes, crímenes de lesa humanidad ya no tiene la potestad para seguir en el poder y por eso creemos en la comunidad internacional, en los países donde existe la Democracia para quen nos ayuden, por que queremos alcanzar una Democracia verdadera, queremos alcanzar la Justicia para las víctimas que hemos tenido en Nicaragua”, precisa Ramírez.

(agradecemos a los organizadores del “Festival Un Mundo” por la asistencia y ayuda para realizar la entrevista)


Francisca Ramírez porta este afiche con las imágenes de los líderes campesinos, prisioneros políticos del régimen de Danier Ortega, fíjense en las condenas, más de 200 años. ¡Que suerte que no son perpetuas!