Inicio Destacados Jindrák hará inventario en las relaciones con Rusia

Jindrák hará inventario en las relaciones con Rusia

256
0
Rudolf Jindrák

Praga (Televisión Checa) – La semana pasada, el Gobierno Checo aprobó que Rudolf Jindrák, director del departamento de Exteriores de la Oficina del Presidente de la Rep. Checa, sea el apoderado gubernamental para las consultas con la Federación Rusa. Ha dicho que hará inventario en las relaciones con Rusia.

Su rol es representar y unificar a toda la Diplomacia Checa en las negociaciones con Moscú. En momentos en que las relaciones bilaterales han empeorado fuertemente. Jindrák asegura que en este momento no existen lazos bilaterales entre los dos países. “Desearía ser un eslabón de conexión para las negociaciones con Rusia. Tenemos el interés por tener las relaciones al más alto nivel, pero, en este momento no puedo decir si el presidente Zeman iría a Rusia o si el presidente Putin vendría acá”, aseguró.

             Su cargo de apoderado nació en base a un acuerdo entre el presidente, el primer ministro y los ministros de Exteriores y del Interior. En los últimos años, los únicos altos cargos de los dos países que se han reunido son Zeman y Putin; nadie más. Jindrák dice que eso está mal. Entre los temas conjuntos a tratar, comenta Jindrák, podrán estar las cuestiones del registro de inmuebles en el territorio del segundo país; un tema que en Rusia depende del presidente.

Lazos congelados

En los últimos años los lazos checo-rusos han empeorado marcadamente. En mayo, el ministerio de Asuntos Exteriores checo le propuso a Moscú, en base del Acuerdo Bilateral sobre los Lazos Amistosos y de Cooperación (1993), entrar en consultas para resolver problemas conjuntos. Hasta ahora las partes no han llegado a conversar. Para la parte checa esto no ocurre por que Moscú no desea hablar en condiciones de igualdad.

            Jindrák indica que no cree que se deba llegar a menospreciar a la Rep. Checa. Ni que se pongan en duda temas que son históricos, como lo del año 1968 o la participación del ex Ejército Soviético en la invasión de Checoslovaquia. “Pero, si no va a haber espacio para el entendimiento, entonces las conversaciones terminarán. Mi ambición es hacer un inventario de las relaciones con Rusia. Algo que no tenemos en este momento”, aclara.