Inicio Noticias La Casa “Del Pavo Real Blanco”

La Casa “Del Pavo Real Blanco”

89
0
El Pavo Blanco, una fase de la alquimia en la mezcla de todos los colores, la Diosa Hera para algunos

Praga – En el Camino Real, en la calle Celetná de Praga, encontraremos una casa, con el número 10; la casa en la puerta de entrada tiene un pavo real blanco, es una casa de estilo modernista, aunque el nombre de dicho inmueble data del Siglo XVI

El pavo real era uno de los animales con el que siempre se representaba a la madre de todos los Dioses: ¡Hera!  Esposa de Zeus en la mitología Griega, pero para los romanos era la esposa de Júpiter. Hera en cuanto a su representación, siempre aparece solemne y majestuosa, coronada y llevando en su mano a veces un pavo real o una granada, símbolo de la fértil sangre y la muerte.

El pavo real también, a lo largo de la historia, ha sido considerado un símbolo que representa al Sol por su amplio abanico, que a muchas personas le hace recordar un disco solar, cuando despliega su cola, en donde podemos encontrar todos los colores del arco iris.

En la calle Celetná, No. 10, encontrarán esta casa con un
Pavo Real blanco adornando su fachada

Es interesante si prendemos luces con los colores del arco iris obtendremos  de la mezcla luminosa el color blanco. El cual, desde el punto de vista esotérico, o mejor dicho de la alquimia, este color surge después de que damos otro paso “mágico”, es decir cuando pasamos de la fase del Nigredo a la fase blanca conocida como el Albedo.

Pareciera extraño que empezáramos hablando de Hera pues  el vocablo de Alquimia viene del árabe, pero su origen etimológico viene del Griego, del término alquimia. En concreto podemos determinar que aquel se halla en el vocablo “chemia”, que puede definirse como “mezcla de líquidos”. De la citada palabra fue de la que se partió para luego crear alquimia como tal que fue establecida por los árabes que fueron los que crearon el término alkímya.

Es una creencia esotérica que está vinculada a la transmutación de la materia. Las prácticas y experiencias de la alquimia fueron clave en el desarrollo original de la química, mientras los alquimistas buscaban la piedra filosofal para transformar cualquier metal en oro.

Cabe destacar que, en teoría, no es imposible convertir plomo en oro. Para lograr esto, sería necesario extraer tres de los 82 protones de un átomo de plomo y obtener un átomo de oro (de 79 protones). Sin embargo, en la práctica, las proyecciones de energía hacen que esta transmutación sea imposible.