Inicio Noticias La Conferencia Obispal presenta denuncia penal por abuso sexual

La Conferencia Obispal presenta denuncia penal por abuso sexual

272
0
El cardenal checo, Dominik Duka, termina en estos días su período de cuarentena por haber estado en contacto con alguien que dio positivo a la covid-19

Praga (novinky.cz) – La Conferencia Obispal Checa (ČBK), presentó una denuncia penal en contra de la actuación o comportamiento de personas aún no identificadas que pudieron haber cometido el delito de abusos sexuales dentro de la Iglesia Católica. Así lo aseguró este domingo el representante legal de ČBK, Ronald Němec. Al mismo tiempo, esa organización desea protegerse ante alguna acusación fuera de derecho.

            El cardenal y arzobispo de Praga, Dominik Duka, dijo este domingo, en el programa de discusión política “Partida”, de “Tv. Prima” que si aquellos que hablan sobre los supuestos abusos sexuales en la Iglesia no revelan ahora los nombres, la Iglesia no tendrá cómo intervenir. Němec indicó que ČBK aprobó la denuncia penal durante su sesión de octubre pasado. “Si esas personas lo saben, tendrán que declararnos que conocen a las víctimas, para que podamos evitar esos casos. Y, por otro lado, debo ser consciente que no puedo revelar el nombre del posible causante, hasta que el caso no sea resuelto”, precisó el prelado.

            Němec dijo que los medios escriben en estos días que dentro de la Iglesia Católico Romana hay personas que pueden estar cometiendo actos en contra de la dignidad humana, en el área de lo sexual. “Por un año, la Iglesia Católica ha intentado dar con esas personas, sin éxito. Pero, como es confirmado por varias fuentes, entonces todos los obispos acordaron que pedirán a los organismos activos en los procesos penales a que ellos intenten dar con eas personas”, agregó el representante legal.

            Duka comentó en “Tv. Prima” que en 30 años se han realizado 11 procesos judiciales, 10 personas han sido condenadas, muchos de ellos ya no viven. “De la cantidad de tres mil religiosos, llegana 10 los potencialmente criminales. Calculemos cuál es esa cifra”, isnsitió el cardenal. El tema del abuso sexual cobró más cuero a inicio de abril pasado, cuando la Provincia Dominica Checa expresó que los domiicos sospechaban de seis hombres, de sus propias filas, quienes en los años 90 y en la primera década del Siglo XXI cometieron muchos delitos del tipo sexual. Crímenes cometidos con personas mayormente por encima de los 18 años y en un caso la víctima tuvo menos de 15.

            En los casos en donde hubo suficientes evidencias en contra de los criminales, se les empezó un proceso jurídico clerical, el cual enfila hacia detener sus actividades religiosas y a aislarlo de otras víctimas potenciales. Precisa, sin embargo, que en ninguno de los casos se llegó al inicio de un proceso del tipo penal. Por otro lado en noviembre, la Policía Checa tuvo que descartar el caso, por que había prescrito, de un religioso del Obispado de České Budějovice, quien habría cometido su delito de abuso sexual, en los años 90 del Siglo pasado.