Inicio Economía La crisis golpeó duro a los sueldos

La crisis golpeó duro a los sueldos

227
0
billetes

Praga (Gaceta Económica) – Durante los últimos años la gente en la Rep. Checa se acostumbró a que sus sueldos subían a un ritmo mucho mayor al de los precios. Pero, por primera vez en casi siete año los sueldos caen en términos reales. La crisis golpeó duro a los sueldos. De tal forma, ahora, cuando los precios al consumidor tienen varios meses con un robusto incremento, los sueldos se congelaron en el II Trimestre.

Según las cifras más frescas, de la Oficina Checa de Estadísticas, el sueldo promedio subió en tan solo medio punto porcentual. Lo que, si le deducimos el valor de la inflación, de como tres por ciento, esto sólo significa una cosa: la gente compra con sus ingresos menos cosas que antes. Pero, además, el sueldo real bajó, en términos interanuales, por primera vez en casi siete años. Según los economistas el II Semestre 2020 podrá ser mejor.

El motivo de la caída del sueldo real en el II Trimestre radica en todo el golpe económico sufrido por las medidas impuestas por el Gobierno para combatir la pandemia del nuevo coronavirus. En la primavera pasada, el país se detuvo casi prácticamente, cuando fue puesto en cuarentena. Muchas empresas tuvieron que parar y cerrar por completo, otras limitaron sus actividades. Fue el caso de los restaurantes, hoteles y muchas ventas minoristas. Y por el fuerte enfriamiento económico mundial, muchas empresas sufrieron la caída en la demanda de sus productos o servicios.

Lo que forzó a las empresas a reducir sus costes por sueldos y esto se ha hecho sentir bastante. Las empresas encontraron varias formas para reducir los ingresos de los trabajadores. Unas empresas, las que no tenían trabajo para sus empleados, los mandaron a casa, con un sueldo más bajo. Bajó también la cantidad de horas trabajadas y bajó especialmente la cantidad de horas extras. No se pagaron gratificaciones trimestrales, y si se pagaron, fue en montos mínimos. Todo esto hizo que las compañías duden en ofrecer incrementos de sueldo como era usual.

El fenómeno no se dio en la misma intensidad en las ramas de la economía. Los sectores más golpeados, como el turismo y los de comida sintieron la caída en casi el 12 por ciento en el sueldo promedio. La caída fue, incluso, mayor en el área inmobiliaria y la Industria procesadora. Sectores que habían sido parte del motor económico nacional. La situación fue diferente en el sector público, donde los sueldos siguieron creciendo por que la decisión y los recursos se aprobaron el año pasado y están contabilizados en el Presupuesto 2020. Por lo que, ese sector, mejoró en 5,1 por ciento. En la educación incluso más, en 5,5 por ciento.

Los economistas esperan que en el II Semestre del presente año la tendencia cambie, que volvamos al crecimiento, aunque sea mínimo. Pero, como sea, se prevé que el sueldo crezca en este año en como 3,0 por ciento, lo que implicaría que el sueldo real no crecerá sino que se estancará. Al menos no caerá.