Inicio Que visitar La Iglesia de los Huesos, ¡decorada con más de 40 000 muertos!

La Iglesia de los Huesos, ¡decorada con más de 40 000 muertos!

418
0
... en la Rep. Checa hay varios osarios, de la época de pas pestes.....

Praga – Hay iglesias que destacan por ser raras pero en la República Checa. Hay una de las más exóticas del planeta estamos hablando de la Iglesia de Todos los Santos en Sedlec, cerca de Kutna Hora, la zona donde se encuentra la iglesia  en América la conocemos como el valle de San Juan pues fue allí donde nació el Dólar, que originalmente se le llamaba el Tolar.

La iglesia está situada en cerca del monasterio cisterciense y fue construido alrededor de 1400. Es particularmente impresionante en su parte inferior, que alberga el osario. De los huesos, prácticamente está hecha toda la decoración del sagrado recinto, incluyendo el altar.

¿De dónde han sacado los huesos? Durante el reinado de Přemysl Otakar II. el barro de Tierra Santa tenía un cementerio local; de allí se sacaron los huesos para decorara el templo convirtiéndolo  en el osario que es.

Era en aquella época el mejor lugar para enterrar a las personas que morían por la epidemia de la peste, que azotaron las tierras checas a principios del siglo XIV. El famoso arquitecto Jan Blažej Santini-Aichel es responsable de la decoración mórbida del interior. Hay otros osarios similares en Europa: uno de los más famosos es La Capela dos Ossos en Portugal, donde se estima que hay más de 5.000 muertos.

 Según una leyenda, que se cuenta en Praga sobre el monasterio de Strahov, allí había un monje que hizo un pacto con el Diablo, ya que lo habían condenado a muerte.

  El monje pidió una audiencia con el abad del monasterio para pedir que le perdonaran la vida y se comprometió a escribir un libro en una noche, asi nació el libro más grande y grueso de la edad media, es decir “LA BIBLIA SATANICA”.

   El libro tiene 90 centímetros de alto y sesenta de grueso con un curioso dibujo del diablo en sus páginas centrales.

   Este libro después se lo vendió Otakar II a los monjes de la ciudad de Sedlec por 33 ducados, unos meses más tarde la peste negra se adueňo de la ciudad. Todos los habitantes de esa pequeňa urbe medieval empezaron a culpar al libro diabólico de la pérdida de sus seres queridos.

    Los monjes le devolvieron el libro al monasterios de Strahov y según la leyenda la peste inmediatamente desapareció.

    Los monjes con los muertos de la ciudad por la peste decidieron decorar el templo para recordar que el diablo está siempre tratando de cazar almas perdidas y de esa forma la ciudad le pedía disculpa a Dios, por haber pagado por un libro maldito, la misma cantidad de monedas que recibió Judas por su traición.