Inicio Noticias La revancha polaca a los controles cárnicos: ¡Controlar la Cerveza Checa!

La revancha polaca a los controles cárnicos: ¡Controlar la Cerveza Checa!

332
0

Praga (lidovky.cz) – De acuerdo con el ministro polaco de Agricultura, Jan Krzysztof Ardanowski, los agricultores polacos quisieran reaccionar al caso de la carne de vaca aplicando una medida de represalia de control a la importación de la cerveza checa. Las cervecerías checas reaccionaron comentando que no temen a los controles, pues están seguros sobre la calidad de sus productos. Según el especialista de la Universidad Agrícola Checa, Tomáš Maier, es muy poco probable que los polacos lleguen a ese tipo de medidas.

    “Yo no quiero caer en represalias, pero, hay una parte de los agricultores que dice que es necesario empezar con un control muy estricto de la cerveza checa”, anunció Ardanowski en un foro agrícola, donde también estuvo el presidente polaco, Andrzej Duda. En ese foro probaron la carne polaca de vaca. Sobre el control, se aplicaría al contenido de malta o de alcohol así sobre la manera en que es embodegada.

    Por su parte el ministro checo de Agricultura, Miroslav Toman, no tardó en responder: “No vamos a ceder ante las presiones, los controles a la carne de vaca son necesarios, se trata de la salud de nuestros consumidores. Las palabras del ministro polaco de que nosotros exageramos el problema las considero un intento de revertir la atención al problema real”. Por su parte Pavel Barvík, portavoz de las “Cervecerías Staropramen”, asegura que las exportaciones a Polonia no son pocas y, de hecho, la cuarta parte de la producción checa de cerveza se exporta. “El mercado polaco es uno interesante para nosotros. En él, vendemos ahora decenas de miles de hectolitros de Staropramen. Está entre los mercados medianamente grandes por la cantidad de cerveza vendida”, añade Barvík.

    “Staropramen” maneja también las marcas “Braník” y “Ostravar”. Desde otra gran cervecería, “Plzeňský Prazdroj”, que maneja las marcas: “Gambrinus”, “Kozel”, “Radegast” y “Birell”, selaña que el mercado polaco está entre los cinco más importantes, con Eslovaquia, Alemania, Corea del Sur y Rusia. Al mercado polaco exportan solamente “Pilsner Urquell”. Esa cervecería indica que no han registrado problemas con la exportación. Ellos incluso tienen la marca “Kozel” y la cerveza de esa marca se produce directamente en Polonia.     Según la Oficina Checa de Estadísticas la Rep. Checa exportó el año pasado 614,7 millones de coronas en cerveza hacia Polonia. En el 2017 la exportación de cerveza checa a Polonia llegó a 556,9 millones de coronas. Polonia, según esos datos, se pone por exportaciones checas de cerveza detrás de Alemania (exportaciones por 1,49 millardos de coronas), Eslovaquia (1,06 millardos de coronas) y Rusia (708,88 millones de coronas). Polonia es el cuarto mayor mercado para la cerveza checa.