Inicio Economía Los checos usan cada vez menos sus tarjetas de crédito

Los checos usan cada vez menos sus tarjetas de crédito

393
0
entrará en funcionamiento un nuevo sistema de seguridad para las transacciones electrónicas

Praga (E15) – Los checos utilizan cada vez menos las tarjetas de crédito para obtener dinero prestado; aunque también cae, en el largo plazo, la cantidad de tarjetas. Marcel Gajdoš, jefe de “Visa Rep. Checa y Eslovaquia”, comenta: “Aquí juega un papel principal un tipo preciso de tradiciones. Las tarjetas de crédito en la Rep. Checa no tienen un puesto tan fuerte en el mercado como en otros países, especialmente los occidentales”.

También juega un rol especial la actitud de la misma banca. La Rep. Checa no es un país en donde las tarjetas de crédito sean un producto muy promocionado. En mayo pasado, la cantidad de préstamos tomados a través de la tarjeta de crédito llegó a 17,9 millardos de coronas, la menor cantidad desde agosto del 2010. En términos año a año, esa cantidad representó una caída en casi 2 millardos de coronas. El mes récord fue junio 2015, cuando los tarjetahabientes tomaron créditos a través de sus tarjetas por 29 millardos de coronas. Frente a ese valor, lo de mayo 2019 representa una caída en más de 11 millardos de coronas.

Como indicábamos, baja no sólo lo que los clientes toman prestado vía tarjetas sino también la cantidad de las tarjetas de crédito. Si en el año 2011 los checos poseían 2,3 millones, a fines del 2018 eran “sólo” 1,83 millones. Y la tendencia a la baja no cambiará ni en el presente año. Entre los motivos que los analistas presentan, está que los checos aprovechan una coyuntura de crecimiento económico y de aumento de sueldos para pagar los créditos que ya han tomado.

El crédito vía tarjeta es caro, según el artículo de “E15” “la tasa anual ronda bastante por encima del 20 por ciento”. Otro motivo fue la tendencia de los bancos por fusionar los diferentes créditos en uno solo, con una tasa menor. Y también el tarjetahabiente es hoy una persona más educada sobre el uso de su tarjeta y aprovecha mejor todas las ventajas que ofrece. Es decir, los checos toman un crédito y lo pagan durante el período de gracia que no impone intereses, con lo cual, en la práctica, no toman un crédito.