Inicio Opinión Tía Eulalia, Los Dioses están cabreros. ¡No paran el Virus!

Tía Eulalia, Los Dioses están cabreros. ¡No paran el Virus!

134
0
La Tía Eulalia
Vista de la República Checa por un moravo convertido en el ojo crítico de la Tía Eulalia.
-Hola Tia, ¿cómo estas?
-Muy bien sobrino, esta vez pedí no solo champagne sino panqueques. En el Slavia los hacen muy bien.
-Buena idea. ¡Me encantan los panqueques!
-Recién vengo del Hospital Homolka, me reuní allí con mi amigo el doctor Čap y el tema fue la pandemia.
-Si sobrino, yo también estoy preocupada porque se viene la segunda ola…muchos infectados en todo el mundo.
-Hay cuarentena en muchos países. Y la industria del turismo esta acabada. No hay vuelos, fronteras cerradas, hoteles desiertos, restaurantes y bares vacíos.
-Sobrino, estos días visite algunas iglesias, una mezquita, el Centro Budista, y mis amigos hindúes que tienen un restaurante y hablé con ellos y también hablé con los curas, lamas  de la pandemia.
-¿Y qué opinan?
-Que los Dioses están cabreros. No quieren acabar con la pandemia. Sabés, en realidad hay un solo Dios pero que tiene varios nombres. Brahma, Allah, el Dios de los católicos, Visnu, y demás
-Si Tía, y según Sai Baba nosotros somos también Dios, porque fuimos creados por él.
-Pero las mezquitas en Arabia Saudita están cerradas. Las Iglesias Católicas vacías.
-Ah Tía, y el Ashram-monasterio de Sai Baba esta también cerrado, y el es la reencarnación de Dios se dice. Y el Papa, el Dalai Lama, los curas, mohadines, lamas… están como vencidos.
-Claro sobrino, pero muchas de mis amigas ya empiezan a dudar de que Dios existe. Como puede ser que permite que millones de personas esten infectadas, mueran, ciudades enteras vacías, miles de millones de personas en cuarentena, el turismo esta acabado y muchas cosas mas.
-Tenés razón Tía, es para reflexionar. Algo hemos hecho mal y los Dioses están cabreros.
-Si, sobrino. Nosotros los seres humanos nos concentramos a tener mas y mas dinero. Guerras, sanciones. Se nos olvido la compasión por los pobres y necesitados.
-Tia este es un tema para discutirlo largo largo. Habrá que pedirle a Dios y  a todos los Dioses que nos sonría, al fin somos también sus hijos.