Inicio Noticias Los Piratas tienen este fin de semana su congreso electoral

Los Piratas tienen este fin de semana su congreso electoral

81
0
Ivan Bartoš, actual presidente del Partido Pirata Checo, busca la reelección y afianzar a su tienda política en las elecciones de este otoño. Como antesala a la prueba más importante: las generales del 2021

Praga (DenikN.cz) – Este fin de semana en Ostrava, los miembros del Partido Pirata Checa realizarán su congreso nacional electoral, de donde nacerá su nueva directiva. Esto sucede en momentos en que se encuentran en el mejor punto de su vida política: en los diferentes modelos electorales aparecen de manera estable entre los tres partidos que recibirán mayor votación. Además, es suyo el sillón de Alcalde Mayor de Praga, la ciudad más grande del país y la Autonomías más rica. Pero, quieren más.

Inesperado triunfo electoral en el 2017

Cuando sorprendieron en las elecciones generales del 2017, por el éxito inesperados, varios analistas les vaticinaro una rápida desintegración. La realidad es muy diferente. El bloque de diputados Piratas actúa de manera unificada y mostrando seguridad. A diferencia de las bancadas del ODS o del SPD, no han perdido ni a un solo diputado. Incluso el bloque Pirata se diferencia del comportamiento del bloque de diputados socialdemócratas, en donde tienen al rebelde Jaroslav Foldyn y las críticas públicas de Antonín Stañko.

            Como partido de oposición, Los Piratas no pueden jactarse de que están concretizando en gran medida sus ideas, pero esto no es raro. Sin embargo, esto no significa que renuncien a presentar sus Leyes. El Partido se centrará, tal como está, en expandir la transparencia y la gobernanza abierta. “Hemos logrado plantear temas en la Cámara de Diputados y también impulsar los puntos de la agenda con la que salimos a las elecciones. No somos extraños que no pueden ser vistos ni que vienen a pasar sentados. En mis colegas en la Cámara de Diputados, veo cuán duro trabajan por perfeccionarse, evolucionando profesionalmente, y los resultados son innegables”, dice el presidente del partido, Ivan Bartoš.

            Los ejemplos que pone, incluyen limitar la acumulación de los salarios de los políticos, ampliar el Registro de los Contratos de ČEZ o limitar la práctica de los tráficos de cargos de los políticos en las empresas estatales.

El congreso

Los Piratas seleccionarán un nuevo presidente del trío de candidatos en su foro. Además del actual presidente Ivan Bartoš, candidatizan el vicepresidente Vojtěch Pikal y el diputado Mikuláš Ferjenčík. En el congreso de Ostrava, también elegirán a otros miembros de la dirección y presentarán a sus líderes y candidatos regionales para las elecciones autonómicas y para renovar la tercera parte del Senado.

            “Logramos aprobar la Constitución Digital, en la forma de la Ley sobre el Servicio Digital, el Mapa Técnico Digital de la Rep. Checa y el aprovechar la identidad bancaria para comunicar con el Estado. Considero un éxito que hayamos logrado facilitar el cambio del operador telefónico de manera más fácil. Aumentar el límite mínimo mensual para las madres en la asignación parental o evitar el colapso de los exámenes de graduación estatal. Hemos presentado una propuesta para preservar la elección entre el idioma extranjero y las matemáticas. Algo en lo que, después, se inspiró el Gobierno”, comenta Bartoš.

            Además, critican al Gobierno por estar en la oposición. Probablemente el más activo es el jefe de la bancada Pirata, Jakub Michálek, quien a menudo se le cruza al primer ministro Andrej Babiš (ANO 2011). Pero, también critican a otros funcionarios del Gobierno. Como, por ejemplo, por el “Plan Nacional de Inversiones” o el conflicto de intereses del premier Babiš. Los Piratas son generalmente muy activos en este asunto. El año pasado, por ejemplo, pidieron a las autoridades checas que no reembolsen los subsidios al consorcio “Agrofert”, ya que creen que se está violando la ley (por el conflicto de interés en el que incurre incesantemente el primer ministro Babiš).

            El partido es también visible gracias su presencia en la Alcaldía Mayor de Praga. El alcalde mayor Zdeněk Hřib y sus colegas han ganado el mayor espacio en la memoria de los ciudadanos por su pulso con China. Hřib logró romper el pacto de unión fraternal entre la capital checa y la china e incluso visitó Taiwán lo cual ha irritado mucho no sólo a China, sino también al Castillo de Praga.

            Y Hřib ha sido puesto bajo la mirilla de la empresa “Home Credit”, como lo describió el servidor “Aktualne.cz”. “Home Credit” es una empresa dedicada al crédito para el consumo, propiedad de Petr Kellner, el checo más rico del país, que tiene presencia importante en el mercado chino y quien ha pagado servicios de una agencia de relaciones públicas para mejorar la imagen de China en la sociedad checa.

            Pero, Praga es, al mismo tiempo, uno de los momentos más marcados, pero en lo negativo, para Los Piratas. Michaela Krausova, hoy ya exjefe del bloque de concejales piratas de la Alcaldía Mayor de Praga, habría mantenido reuniones con un ejecutivo de la empresa “JCDecaux”, procesado. Como lo informó el servidor “Parlamentní listy”, ella no informó al partido de sus reuniones, aunque las reglas internas así lo piden. Krausová renunció a su puesto y, después, aparecieron sus comunicaciones internas, lo que produjo más chispas dentro del partido.

Entretenimiento bajo cubierta

Los Piratas son, entre los partidos políticos checos, la única entidad que está completamente abierta al público. A través del “Foro Pirata” ellos resuelven una amplia gama de debates internos, tienen votaciones e incluso deciden sobre las personas. Es, además, un furo que lo puede seguir cada ciudadano.

            Este es un elemento que tienen y es típico para ellos, desde el mismo inicio. Es una característica de su identidad. Pero, por otro lado, en no pocas ocasiones se encuentran decidiendo cuestiones triviales. E incluso esto está a la vista de los medios. Como la propuesta para disoverse. Y la discusión más seguida se refirió a la posible destitución de Jakub Michálek, por la sospecha de mal tratar a sus colegas en el partido y en la Alcaldía Mayor. En esto, eso sí, marcan un fuerte contraste con el movimiento “Partido de la Democracia Directa de Tomio Okamura” (SPD), que, por programa, promueven la democracia directa. Sin embargo, sus estatutos desconocen ese principio.

            Pero, en este momento, los Piratas deben analizar si ese modelo de foro interno, abierta a todo el mundo, es conveniente cuando desean alcanzar las más altas cumbres políticas. Por el momento los modelos electorales no reflejan que las discusiones y votaciones internas, que reseñan los medios y comentan los demás partidos, afecten sus preferencia.

Sin escándalos y con preferencias firmes

Salvo males menores, como el que uno de los diputados Piratas, que vive en departamento pagado por la Cámara Baja, aprovechaba la ventaja de gasto pagado por el Estado para tener su computador ahí, extrayendo “bitcoins”. Sus preferencias siguen firmes.

            Desde las elecciones en otoño de 2017, el partido se ha fortalecido gradualmente. Según el sitio web “Mandáty.cz”, que monitorea el promedio de los modelos electorales de cuatro agencias acreditadas, los Piratas alcanzan aproximadamente el 14 por ciento de los votos. Sin embargo, aún no han logrado reducir significativamente el liderazgo del movimiento ANO 2011, el líder en todos los tipos de modelos electorales.

            El partido alcanzó el 14 por ciento en las elecciones al Parlamento Europeo. Recientemente recibió tres mandatos de diputados al Parlamento Europeo; que fueron a manos de: Marcel Kolaja, Mikuláš Peksa y Markéta Gregorová. Aunque este resultado podría considerarse un éxito, los propios Piratas tenían más ambición. Antes de las elecciones, Bartoš declaró que la idea era terminar de primeros, ganar. El vicepresidente del partido Mikuláš Ferjenčík habló sobre cinco escaños.

Apoyo en toda la república

Algo que si debe tener contentos o satisfechos a Los Piratas es la distribución del apoyo ciudadano. Solo en cuatro distritos (Znojmo, Šumperk, Bruntál y Opava) no recibieron más del diez por ciento de los votos. Pero, incluso en esos distritos, nunca cayeron del nueve por ciento.

            Su apoyo no se centró únicamente en las grandes ciudades o en algunas regiones, a pesar de que tenían la base de votantes más fuerte en Praga. En algunas partes de la capital, como Praga 8, incluso ganaron. “En cuanto al tamaño de los municipios, su apoyo está uniformemente estratificado. Lo mismo se aplica a las regiones”, confirma el sociólogo de la agencia “Median”, Jaroslav Horníček.

            Bartos quiere convertir el apoyo relativamente uniforme en toda la República en una gran ganancia de mandatos ya en las elecciones autonómicas de este otoño. “Los Piratas tenían nueve concejales autonómicos después de las últimas elecciones regionales. Nos gustaría al menos multiplicar por diez la cantidad actual de los representantes autonómicos. Actualmente también estamos representados en tres Autonomías, y en otoño queremos estar representados en todas las Autonomías y promover el programa Pirata ”, dice el presidente del partido.

¿Cómo conseguirlo?

Sin embargo, el sociólogo Horníček señala que si bien el partido puede depender de votantes más jóvenes, no es tan popular entre los votantes mayores. “El apoyo a los Piratas va disminuyendo con la edad. Alcanza el 34 por ciento entre las personas más jóvenes de entre 18 y 24 años. Aproximadamente las tres cuartas partes de sus votantes tienen entre 18 y 44 años”, dice el investigador.

            Añade que esto tiene un impacto en la estabilidad del apoyo de los votantes: las personas más jóvenes tienden a dudar más sobre el apoyo electoral. “El que se trate de votantes jóvenes, hace que su base electoral sea más inestable que, por ejemplo, en el movimiento ANO 2011, el cual cuenta en este momento con el núcleo más grande de electors convencidos. Por otro lado, los Piratas es el partido que mejor activa al votante joven, ese que antes no acudía a las urnas. Es muy importante el apoyo entre los que originalmente no votaban, los que antes no iban a votar aunque estaban ya en edad”, indica Horníček.

            Por lo tanto, la nueva dirección que sea elegida, la que fuera, debería tener como metas clave el consolidar el núcleo electoral y llegar a nuevas personas, especialmente entre los votantes mayores. Aquí, es donde los Piratas tienen el mayor potencial. Y si quieren convertirse en el partido que competirá con el actual dominante del escenario político, ANO 2011, no tiene otra opción. Más, cuando el propio jefe, Bartoš, ha puesto como meta el entrar a ser partido de Gobierno.

            “Somos, para los electores, el partido que no está lastrado por escándalos políticos y no manejan sus decisiones únicamente sobre lo que indiquen las encuestas de mercadotecnia”, dice Bartoš y menciona los desafíos nacionales con los que deberán luchar: acceso a la atención sanitaria, la condición del país, con un millón de personas enfrentando un juicio de ejecución por deuda morosa, la vivienda accesible, una educación de calidad y el tema tributario. “No, no es poco, pero todo este es nuestra tarea. Nuestro desafío”, dice Bartoš  antes del congreso de fin de semana.