Inicio Noticias Matovič pasó ya los 100 días como primer ministro

Matovič pasó ya los 100 días como primer ministro

341
0
Pagina Web Gobierno Eslovaco

Bratislava (webnoviny.sk) – El pasado domingo 29 de junio, Igor Matovič cumplió sus primeros cien días al frente del Gobierno Eslovaco y de la Coalición con su partido, OĽaNO, el ganador de las elecciones generales de fines de febrero pasado. Que puso fin al período de gobierno de “Smer-SD”. La prensa resalta que si bien en su Declaración Programática el Gobierno de Matovič se comprometió a reducir la cantidad de entidades públicas, la realidad es totalmente diferentes.

No redujo sino que aumentó los cargos públicos

Él creó más. Creó el cargo de viceprimer ministro para la Legislación y la Planificación Estratégica. Se nombró para ese puesto a Štefan Holý, de “Sme rodina”, quien, inicialmente fue propuesto para ministro del Transporte. Por lo que, en este caso, todo apuntó a que se inventó para satisfacer un compromiso político. El Gobierno creó también el cargo de apoderado gubernamental para la Familia. Ese cargo lo ejercía la asambleísta Petra Krištúfková (Sme rodina). Pero poco duró, sólo un par de días. Tuvo que renunciar luego de que se publicara la información de que había pasado unas vacaciones en el lujoso yate del controvertido empresario Marian Kočner. El que está acusado por el asesinato del periodista investigativo Ján Kucia y de su prometida.

            Además, desde el miércoles 1ero de julio, la Oficina del viceprimer ministro para la Inversión y la Informatización, en manos de Veronika Remišová (Za ľudí), se transformará en el ministerio de Inversiones, Desarrollo Regional e Informatización. Ese cambio se aprobó en la sesión de mayo de la Asamblea Nacional, cuando se enmendó la Ley de Actividades Organizativas del Gobierno y de la Administración Estatal Central. La Coalición justificó ese cambio, de crear un nuevo ministerio, con el deseo de centralizar y concentrar la agenda del Desarrollo Regional y de los fondos europeos. Que todo esté bajo un solo ministerio.

            Los medios recuerdan que aparte de crear nuevos cargos e instituciones, en los primeros 100 días del Gobierno de Matovič se produjeron también cambios en los puestos de secretarios de Estado. En el ministerio del Transporte y Construcciones se fue Ján Marosz (OĽaNO). Y en el ministerio del Trabajo, Asuntos Sociales y la Familia se fue Jozef Mihál (SaS). Ambos dijeron que se iban por desavenencias con la dirección de cada ministerio; que están bajo la gestión de “Sme rodina”. Y la Coalición no queda satisfecha. Tiene la intención de cambiar a todos los 72 directores de las Oficinas Distritales, que están bajo el control del ministro del Interior, Roman Mikulec (OĽaNO).

            Anteriormente, el jefe de la Asamblea Nacional y jefe de “Sme rodina”, Boris Kollár, aseguró que habría cambios por que los directores eran, todos, representantes de “Smer-SD”, el partido sacado del poder. Las cosas iban a prepararse para que haya una selección transparente de los próximos directores. Esa fue, al menos, la intención.

Igor Matovic
Igor Matovič, primer
ministro de Eslovaquia

En Matovič no cree ni el portavoz

La agencia SITA le consultó la opinión al politólogo Grigorij Mesežnikov y al analista político Ján Baránek, sobre esos primeros 100 días del Gobierno de Matovič. Asegura que su forma de llevar las riendas del país no recuerda a la de ninguno de los primeros ministros anteriores.

            “Es demasiado personal y reacciona emocionalmente”, comenta Mesežnikov. Baránek afirma que, hasta ahora, es el primer ministro menos estándar que el país ha tenido. No olvidemos que Matovič es el séptimo premier que tiene Eslovaquia desde su nacimiento el 1ero de enero de 1993. Los anteriores fueron (de atrás para adelante): Vladimír Mečiar, Jozef Moravčík, Mikuláš Dzurinda, Robert Fico, Iveta Radičová y Peter Pellegrini.

            “Hasta ahora ha sido el primer ministro menos estándar. No ha tenido la posibilidad de mostrar su profesionalismo más allá del tiempo de la coronacrisis. E incluso ahí hay sus observaciones. Los primeros ministros que hemos citado gobernaron bajo unas circunstancias totalmente diferentes. Matovič entró a algo con lo que no tenemos ningún tipo de experiencia”, añadió Baránek. Mesežnikov acota que con los exprimeros ministros se tenía claro cuál era la posición de su ejercicio del poder y de la orientación política. Matovič sale del medio centroderechista, pero su forma de comunicar lo aleja de Dzurinda o de Radičová. “No puedo imaginar a Dzurinda haciendo como Matovič, que le envía mensajes a sus socios políticos. Mucho menos con Radičová”, afirma Mesežnikov.

            Ambos especialistas coinciden en decir que el primer ministro ha dado la talla en cuanto a la pandemia de la covid-19. No así en lo que respecta a la cooperación dentro de su Coalición. Desde un inicio no puso las pautas de las relaciones entre su partido y los tres socios más. Es más proclive a aguantarle cosas a “Smer rodina”. Los dos especialistas no saben cuánto tiempo podrá resistir esto; ninguno piensa que mucho tiempo. Baránek aclara que Matovič ha fallado totalmente en cuanto a las ayudas económicas a las pequeñas empresas y pequeños autónomos. El dinero sencillamente no ha llegado. Impuso duras medidas restrictivas por la covid-19 y no entendió que debía aplicar medidas de saneamiento financiero igual de fuertes. La gente no reaccionará de inmediato, pero reaccionará.