Inicio Economía ¡Ojalá Obelix viviera en Chequia!

¡Ojalá Obelix viviera en Chequia!

58
0

Praga – El conocido personaje Obelix es un furibundo amante y comedor de cerdos salvajes. Se los come como si fueran codornices. Debido a la pandemia y las limitaciones a las exportaciones, los bosques checos están repletos de los jabalíes y eso es un problema. Por lo general los cerdos salvajes checos se exportan a Italia, Francia o a España. Son los países de mayor consumo de animales silvestres.

Demasiados cerdos salvajes, muflones y corzos complica la renovación de los bosques. Y los bosques requieren recuperarse tras los duros ataques que sufre por el escarabajo come cortezas. Así que la empresa “Bosques de la Rep. Checa” y “Bosques y Establos Militares” (VLS) han ideado un proyecto para conseguir que esos animales silvestres terminen en un horno de una familia checa. Cierto es que por el momento se venden los animales con piel, pero es más barato. Y la idea es poder ampliar los sitios de expendio y mejorar la oferta. Para que la gente pueda comprar el animal troceado.

Petr Král, director de VLS, dice: “Intentamos que la carne de caza llegue cada vez más a la gente y por el momento lo vamos logrando. El interés va subiendo en gran cantidad”.