Inicio Noticias Por fin termina el proceso de Kafka

Por fin termina el proceso de Kafka

474
0
El busto de Franz Kafka en Praga, obra del artista checo Černý

Praga – Franz Kafka pareciera que cuando escribió “El Proceso” seguro que no pensó que hasta su muerte se convertiría  en un “Proceso” interminable… Durante décadas, sus escrito estuvieron en juicíos permanentes por los derechos de propiedad. Sin embargo, la Biblioteca de Israel puso fin a la discusión cuando desvelaron nuevos documentos del escritor.

Kafka, que murió 1924 en Austria, por tuberculosis, es el autor de la conocida obra “El proceso”, novela emblemática sobre el laberinto del sistema judicial, le pidió a su amigo Max Brod que destruyera no sólo esa obra, sino que todas sus cartas y escritos. En 1939, Brod, un escritor judío nacido en Praga al igual que Kafka, publicó las obras de su amigo y contribuyó a la fama póstuma de Frank Kafka.

 Con la muerte de Brod en 1968 nació lo que conocemos como “El mundo Kafkiano” y sus archivos han sido el legado que dió origen al mito literarrio de Kafka. En relación con los archivos de Brod, el pasado miércoles, el portavoz de la Biblioteca Nacional de Israel, Vered Lion-Yerushalmi, dijo: “La Biblioteca Nacional reivindicó el traspaso de los archivos pues es lo que deseaba Brod en su testamento. Iniciamos un proceso que se demoró 11 años y que concluyó hace 2 semanas”.

En mayo, después de la decisión de un tribunal alemán, Berlín entregó miles de papeles y manuscritos que habrían sido sustraídos hace 10 años de Tel Aviv, para ser vendidos a los Archivos Literarios alemanes de Marbach y a coleccionistas privados.

La mayoría de los documentos recuperados ya había sido publicada por Brod, pero la correspondencia entre los dos amigos y las demás notas, diarios íntimos y reflexiones de Kafka, arrojan una valiosa luz sobre la personalidad del autor de “La metamorfosis”, estimó Stefan Litt, archivista de la biblioteca y conservador de su colección de Ciencias Humanas.

Franz Kafka, de la Praga de las tres culturas: la checa,
la alemana y la judía; se ha descubierto que sí escribió algunos textos en hebreo

Kafka, un escritor praguense que toda su vida estuvo llena de vicisitudes. Aún después de muerto sus obras se enfrentaron a un juicio pero, a la final, fue el espiritu de este escritor lo que superó a la estupidez humana para convertirse en uno de los escritores más importantes del Siglo XX.