Inicio Opinión Praga… convertida en ciudad fantasma…

Praga… convertida en ciudad fantasma…

234
0
Plaza de la República, Praga
La céntrica Plaza de la República de Praga, durante un fin de semana... vacía...

Praga – La ciudad se detuvo para la plebe. Solo los elegidos viven en ella. Pareciera que estamos viviendo una película de ciencia ficción. ¿Cómo diferenciar la crisis primaveral de la actual? No solo es otoño, sino que la gente de alguna manera ha perdido el interés en revivir la Praga muerta. También perdieron el interés del uno por el otro. Probablemente sigan a las “élites” de las que la gente es de alguna manera libre

La cuarentena de otoňo

La mayoría de nosotros creemos que es una cuarentena diferente a la de primavera. Algunas personas van al 150 por ciento. Estoy hablando de los médicos, las enfermeras y personas en general que ahorran y no pueden entender el estado de animo de las personas en casa, o en la oficina. La gente de las oficinas. De momento van y se aceleró, mientras otra parte se detuvo. Luego están las discapacidades existenciales. Propietarios y empleados de pubs, cafés, clubes y tiendas que han cerrado. Muchos de los lugares a los que nos gustaba ir desaparecerán. Esto también acabará con muchos puestos de trabajo y la energía de los inverionistas. Lo que pone en peligro la demcracia recemos para que la ira que debe surgir en la población por la incapacidad de resolver sus problemas, no sea utilizada por grupos nacionalistas. Los políticos en la actualidad no piensan en ese peligro.L

El estado ha bombardeado al país con miles de millones para ayudas sociales en la primavera y ahora no tiene con que ayudar a nadie. La cultura fue la primera en sufrir economicamente. Mientras que en otros sectores muchas empresas van a la mitad. Espera sobrevivir, inventar algo nuevo y volver a donde estaban antes de la pandemía. Ahora entra la interogante de si la educación universitaia seguira siendo gratis. Los políticos llevan años llenos de la necesidad de una economía educativa, pero la gesta se ha escapado. Por qué debería ser diferente ahora. Debemos proteger a los más pequeños y a los más viejos. Es decir debemos proteger primero a los más vulnerables. Somos como una manada donde los más fuertes lideran y no miran hacia atrás a ver lo que está pasando.

Quien puede colocarlo


Incluso la ciudad parece carecer de espíritu. Al salir por la madrugada las calles estan vacias como en las seríes apocalípticas del fin del mundo. Pero incluso cuado vemos a alguien notaremos que los políticos y la gente en la calle están encerrados en sí mismos.

No les importa que haya que trabajar o no. Los datos, las advertencias, las precauciones, las regulaciones no son suficientes ni bien pensadas. Porque le generan problemas existenciales a los que están trabajando, para comprar y volver a casa o para cuidar a sus niňos.

Alarmas en la casa y la oficina


No todo el mundo es así. Pavel Novotný, distribuye paquetes a personas mayores en Řeporyje. En Vinohrady, él le puso a la gente folletos en sus buzones de correo ofreciendo ayuda. En el folleto ponía que si necesitan ayuda lo podrían llamar. ¿Pero no debería venir esa ayuda sin una llamada?

La ciudad está gobernada por personas que creen en la tecnología. Si la ciudad obtiene una gran cantidad de datos para introducilas en una aplicación podría tomar decisiones correctas a la hora de ayudar a alguien. Sería una forma para que la tecnología nos ayudará a resolver algunas cosas cosas pero hay otras cosas que se podrían resolver con sentido comun y el corazón humanos.

La tecnología ayuda mucho. Pero tienes que inventar la forma de como ir y ayudar. Muchos se rieron una vez de Václav Havel cuando dijo que la constitución tiene espíritu. La ciudad también tiene alma. Ahora está bloqueada el alma del país en algún lugar de alguna oficina publica.

Calle Celetna, Reloj Astronómico, Praga
Pocas veces, al medio día, la calle Celetná está así de vacía, estamos a unos pasos de la Plaza de la Ciudad Vieja. Al fondo vemos el famoso Reloj Astronómico Orloj

Una persona se pierde en nuestra cuarentena de otoño

Noviembre es un mes frío. Praga siempre ha sido en este mes frio más bonita. El Puente de Carlos y sus alrededor a medianoche se convierten en una gran historia romantica. Normalmenten el mes de noviembre hay menos gente en la ciudad, tambien es un mes frio. Pero aunque la ciudad esta helada, se puede sentír el latir de su corazón. Ahora me parece que el corazón se ha detenido no hay gente y todos los rincones de la ciudad estan vacios. Un perosona se puede perder en nuestra cuarentena de otoño.

Por ejemplo el dormimos, nos levantamos, comemos, trabajamos y nos tenemos que acostar a dormir. Así las personas, que tenemos la suerte de no estar enfermos. Intentamos hacer las cosas como antes para no volvernos completamente locos. Pues nadie tiene y idea de como se ve afectade la psiquis de cada uno de nosotros desde de ver los números en los medios de contagiados, o las opiniones de laspersonas que no tienen idea de que tan horrible pueden ser las predicciones para una abuelita que está encerrada en casa. Todo esto por el hecho de que solo vemos a nuestros compañeros en la pantalla de nuestra computadora en vez de verlo en un café o pub.

Por eso no podemos evitar la impresión de que el corazón de esta ciudad se ha detenido y se ha convertido en una piedra sobre un puente o murallas antiguas. El invierno aún no ha comenzado y Praga se ha convertido en un reino de hielo. Pareciera que el rey de hielo de Juego de Tronos se está acercando a la ciudad de las cien torres