Inicio Economía Prepárense para hacer colas en los supermercados gracias al Covid-19

Prepárense para hacer colas en los supermercados gracias al Covid-19

79
0
tapabocas
El artículo de protección se recomienda en las temporadas de circulación de virus respiratorios, incluyendo el coronavirus.

Praga – El Gobierno Checo va a reducir el número de personas en las tiendas. Es un desastre, dicen las cadenas de supermercados.

El Gobierno ha aprobado una nueva restricción estricta para las compras en supermercados. A partir del miércoles, el número de compradores que podrán estar en las tiendas estará limitado por el espacio físico del local, pues debe haber espacio para que exista una distancia de 15 metros entre cada individuo.

La medida se le aplicará a todas las tiendas abiertas, incluyendo los supermercados, se aplicará al número de personas a partir del miércoles. Una persona deberá disponer de un espacio de 15 metros cuadrados para si misma. El Gobierno aprobó el lunes la medida. El reglamento es parte de un nuevo sistema de PSA antipandémico introducido por el Ministerio de Salud el viernes. Los representantes de los minoristas han criticado la regulación, diciendo que aumentará el riesgo de infección, ya que aumentará la movilidad de las personas y habrá riesgo de compras por pánico.

El gobierno ha roto lo prometido

El presidente de la Asociación de Comercio y Turismo (SOCR) Tomáš Proza dijo: “Estoy muy sorprendido por lo que ha anunciado el Gobierno. Porque desde el sábado nos había asegurado que las reglas entrarán en vigencia a más tardar la próxima semana. Pero como era de esperar el Gobierno nuevamente violó lo prometido. El Gobierno no tiene idea de lo que esto significa y el enorme costo que esto significa para todos. Estos días serán brutales, supondrán una gran afluencia de gente en los comercios, más aún porque el gobierno lo ha estado haciendo de manera muy extraña desde el miércoles, después de un día libre en el que el número de compradores no deja de crecer”.

Según Prouza, los clientes deben prepararse para esperar frente a las tiendas en orden y por decenas de minutos. “Recomiendo ropa abrigada y buen calzado”, agregó Prouza en una entrevista con “News List”.

Un día para prepararse es insuficiente

Los comerciantes se estaban preparando para las medidas publicadas por el Ministerio de Salud en el marco del nuevo sistema de PSA antipandémico, pero se sorprendieron por la rapidez con la que se toma la medida .

“Es importante señalar que un cambio tan fundamental en el funcionamiento de las tiendas requiere una serie de medidas, y un solo día para prepararse es muy dificil. Por ejemplo, solicitamos equipos de TI que puedan controlar de forma independiente el número de clientes. Lamentablemente, ninguna empresa de tecnologías de la información es capaz de instalar algo similar en cientos de tiendas durante una sola día de fiesta”, describe la situación en las tiendas, el portavoz de Albert, Jiří Mareček.

La red de supermercados Albert comenzó a prepararse para la nueva medida desde el mismo momento de las primeras señales de que el gobierno estaba considerando tal restricción. La gerencia solicitó a los empleados de las agencias de seguridad, fortaleció el número de cajeros y meseros en los mostradores con manjares para hacer la compra más fluida.

La empresa cuenta ahora con un equipo de crisis y su objetivo es hacer todo lo posible para garantizar que la población siga recibiendo alimentos de forma segura como antes.

Confusión: Los pubs prefieren cerrar en primavera, el jefe sindical critica la desintegración

Otras tiendas no abrirán
En Alemania, el límite de personas dentro del establecimiento es menor: un cliente por cada 10 m2 de superficie. Según una declaración anterior del ministro de Industria Karel Havlíček, el gobierno ha optado por una opción más estricta para poder abrir todas las tiendas a la vez. Según él, es más justo. Sin embargo. Solo las tiendas que actualmente tienen una excepción seguirán abiertas. Otros comerciantes no deben abrir sus instalaciones hasta la tercera etapa.

“Pudimos ir en sentido contrario, de modo que pudiéramos mover la mitad del sector a la categoría número dos. Esto significaría que al menos una semana, en lugar de 14 días, todos tendrían que esperar a que se abriera su segmento. Y podríamos haber sido más complacientes con el sector empresarial, por ejemplo, y podría haber sido una persona por cada diez metros cuadrados ”, dijo el viernes.

Cerrado domingos y festivos.

Tomáš Prouza no cree que las personas en las colas permanezcan intervalos muy largos . “Si tienes que tener a esas personas alineadas a intervalos de dos metros, también ocupará una gran cantidad de espacio. Lo que generaría un colapso “.

Ampliar el horario de apertura ayudaría a distribuir a las personas a lo largo del tiempo. Los comerciantes intentaron hacerlo, pero luego el gobierno ordenó el cierre y prohibió las ventas dominicales. “Hasta que el gobierno ordenó que cerrara a las ocho, las tiendas extendieron el horario de venta y eso permitía que en los horarios de compra hubiese menos gene “, dijo Prouza.

El carril para abrir tiendas: la multitud frente al supermercado y la hora de espera

Hasta el 30 por ciento de las personas no entrarán a las tiendas. Según el modelo de lanzamiento, el límite de 15 metros cuadrados por persona debe aplicarse desde el tercer nivel de preparación.

En el primero, el menor grado de riesgo, un máximo de cuatro personas podrán comprar en 15 metros cuadrados de espacio operativo.