Inicio Noticias Recordaron a los paracaidistas que atentaron contra el protector Heydrich

Recordaron a los paracaidistas que atentaron contra el protector Heydrich

610
0
Aún quedan los impactos de los tiros, desde la calle Resslova, dentro, en la cripta de la Iglesia de Cirilio y Metodio estaban los paracaidistas checoslovacos que habían atentado contra el protector Heydrich

Praga (Televisión Checa) – El martes 18 se realizó una solemne ceremonia militar ante el templo ortodoxo de los Santos Cirilio y Metodio, junto a la Plaza de Carlos, en donde se escondieron los siete paracaidistas que habían atentado en contra del protector de Bohemia y Moravia, Reinhard Heydrich. Las fuerzas de la SS que los descubrieron los acribillaron  e inundaron la cripta en la que se escondían. Tras decenas de años, los especialistas han descubierto nuevos indicios que dejan entrever que los paracaidistas preparaban escapar de la cripta. Esto se supo gracias a unas investigaciones que ordenó realizar la Alcaldía Mayor de Praga antes de proceder a reconstruir toda la Iglesia que es un monumento nacional.

           En los primeros meses del presente año se realizaron trabajos de exploración, con ayuda de equipos especiales del Instituto Militar Histórico (VHÚ) y de la empresa “Geo-cz”. Controlaron la cripta en donde, hace 77 años, los paracaidistas tuvieron su último combate. Los científicos lograron dar con dos sitios hasta ahora desconocidos, donde, evidentemente, alguien intentó cavar para acceder a un espacio que debía servir como escape.

            El historiador Michal Burian de VHÚ explica que no se puede comprobar si esos trabajos o intentos de cavar eran de los paracaidistas, sólo se puede llegar a suponer que fueron ellos considerando los acontecimientos ahí vividos. En un caso, alguien intentó hacer un orificio hacia el pozo de ventilación, que incluso hoy desemboca a la chimenea ya tapada. Sólo que ese espacio era muy angosto. Los científicos encontraron también intentos por ampliar el canal de drenaje.

vista interior de la cripta, la ventana u orificio arriba era el sitio desde donde entraban
los tiros de los nazi, incluso los intentaron ahogar

            La investigación confirmó que no muy lejos de la cripta hay un pasillo barroco y se encuentra en el sentido en el que se ven las excavaciones, es decir, que se buscaba crear una vía de escape. Les faltó algo así como un metro. Los especialistas buscaron incluso rastros del ADN de los paracaidistas, en la cripta y en la parte superior del templo. Pero no encontraron nada. Los historiadores planifican seguir con sus trabajos y buscan incluso crear un modelo en tres dimensiones de la cripta.

Heydrich, el protector

En septiembre 27 de 1947, luego de más de dos años de ocupación de las tierras checas por la Alemania Nazi, Reinhard Heydrich , uno de los más temidos hombres del III Reich, fue designado para ocupar el cargo de “Protector”, jefe del Protectorado de Bohemia y Moravia.

Llegó a Praga con el ánimo de reprimir la menor muestra de resistencia al fascismo así como aplicar los planes de Adolfo Hitler para liquidar a la Nación Checa en la forma más drástica posible: imponiéndole la germanización.

Pero, con asistencia de la Real Fuerza Aérea, un número de soldados checoslovacos fueron entrenados y enviados clandestinamente a Checoslovaquia con el objetivo de atentar en contra del “protector”. Y fue el grupo “Anhtropoid” con los sargentos Jan Kubis y Jozef Gabcik, junto al grupo de inteligencia de asistencia “Silver A”, los que lograron ingresar al territorio checoslovaco la noche del 28 al 29 de diciembre de 1941.

Los bustos a los sargentos Gabčik y Kubik en la cripta donde murieron

El atentado se realizó el jueves 27 de mayo de 1942, a las 10:30 horas de la mañana, en una curva de la calle “V Holesovickách” del barrio Libeñ (Praga 8). Era el sitio adecuado por que el vehículo de Heydrich debía bajar su velocidad. Gabcik intentó lanzar una ráfaga con su subfusil Thomson, pero se le encasquilló. Vino luego Kubis para lanzar la granada que cayó dentro del vehículo. Las esquirlas hirieron a Heydrich y murió el 4 de junio de 1942.

La cripta donde los paracaidistas checoslovacos se refugiaron y donde fueron acribillados a tiros por las fuerzas invasores está en la Catedral Ortodoxa de Cirilio y Metodio de Praga. Una Iglesia que fue construida entre los años 1730-1740 como una Iglesia Católico Romana.

Fue recién en 1921, cuando el obispo ortodoxo Gorazd deseo renovar la Iglesia Ortodoxa Checa que buscó un templo y como no tenían para construir el propio, buscó alguna Iglesia o desocupada o de posible traspaso.

La Catedral Ortodoxa de Cirilio y Metodio, a lo mejor pequeña,
pero inmensa en la historia contemporánea del Pueblo Checoslov
aco