Inicio Noticias “Sculpture Line” transforma las aceras en galerías

“Sculpture Line” transforma las aceras en galerías

397
0
escultura rinoceronte

Praga (Televisión Checa) – En las calles de las ciudades checas empiezan a instalarse una serie de nuevas estatuas; todo por que ha empezado un nuevo año del Festival “Sculpture Line”. Una plataforma para presentar la producción de artistas nacionales y extranjeros. Todas puestas en aceras y áreas públicas. Así, las calles y ciudades se transforman en galerías al aire libre.

            Entre los escultores que han confirmado su participación en el festival de este año tenemos a: Jaroslav Róna, Jakub Flejšar, Kurt Gebauer, Alexandra Koláčková, Lukáš Rittstein, Michal Gabriel, Tomáš Medek, Stefan Milkov. Desde el exterior tendremos a: Andrej Margoč, Liu Ruowang, Johannes Pfeiffer, entre otros. Las estatuas serán instaladas de manera paulatina. Algunas permanecerán un par de meses, otras hasta que empiece el festival del 2021.

La primera estatua: El Rinoceronte

La primera estatua que ya podemos admirar está en el centro de Praga, en la Plaza Jungmann. Se trata de un rinoceronte de gran tamaño, de bronce, del escultor Jaroslav Rón. Fue colocada con la ayuda de una grúa, ya que pesa como tres toneladas y tiene una altura precisa de 33 centímetros. El festival transcurre no sólo en Praga, las obras también se ubicarán en Liberec, Pardubice, Broumov.

detalle a escultura de rinoceronte
La estatua de bronce se llama “Rinoceronte” y es del artista Jaroslav Róna.
Está en la Plaza de Jungmann, muy cerca de la Av. Wenceslao

Algunas ciudades armas su colección de esculturas

Indiquemos también que en algunas partes las piezas de arte se quedan en los sitios de manera permanente. Es el caso de Dolní Břežany. Ciudad que participa con el festival desde el año 2015. El director del festival Ondřej Škarka admitió que sucede que, cada año, algunas de las piezas se quedan de manera permanente en alguna ciudad. “Břežany está construyendo su parque de esculturas, con lo cual gana un nuevo sitio atractivo y con historia”, destacó.

            En este año, en Břežany se añadirá la escultura “Dulces Sueños”, de Lukáš Rittstein. Comenta que sus obras están en diferentes partes, por lo que no se opondrá a que, si la ciudad lo quiere, tenga su obra. “Las esculturas deben estar entre las personas y ser parte de la vida”, aclaró. En este año, los organizadores quisieran poder situar algunas de las esculturas en las estaciones del Metro de Praga.