Inicio Efemérides Emil Škoda fabricante de bicis que acabó fabricando coches

Emil Škoda fabricante de bicis que acabó fabricando coches

36
0
tumba de Emil Škoda, Pilsen
En la ciudad de Pilsen, Bohemia, Rep. Checa, encontrará la tumba de Emil Škoda, cuyo apellido ha dejado una profunda marca en la Industria Checoslovaca y Checa

Praga – Un día como hoy, nació Emil Škoda, técnico y empresario. Nacido en 1839 y muerto el 8 de agosto de 1900. Su apellido es clave, especialmente en la importante Industria Automotriz checa, por “Škoda Auto”, hoy parte del Consorcio alemán Volkswagen. El mayor exportador de la Rep. Checa, con plantas en varios países del mundo, incluida China.

Škoda nació en Pilsen, la capital de la cerveza. Su nombre en alemán fue Emil Ritter von Škoda. Emilio caballero Škoda. Fue industrial y gran empresario, fundador de las plantas mecánicas “Škoda” en Pilsen. Uno de los mayores conglomerados industriales en el Siglo XX. Uno de los botines más deseados por el III Reich en la II Guerra Mundial y matriz de la cual surgió “ Škoda Transportation” y “Škoda Auto”.

Un poco de historia

“Škoda Auto” como la conocemos hoy tuvo una larga evolución, que empezó en 1925 al fusionarse con la empresa “Laurin & Klement”, sociedad que empezó en 1895, con la producción de bicicletas, en Mladá Boleslav. Pilsen y Mladá Boleslav son hasta hoy dos importantes centros industriales. Mientras que la primera se quedó con la tradición mecánica, nuclear y de buses, la segunda es la cuna de los coches.

Václav Klement tenía una bicicleta, que le daba muchos problemas. Allá por el año 1894. Reclamó y la reacción del fabricante fue poco menos que mala. Lo que lo forzó a repararla solo. Al año siguiente, unió fuerzas con el tocayo Václav Laurin, un mecánico de bicicletas. Gracias a la cooperación que lograron, empezaron a producir bicicletas. Lo que derivó, muy rápido, en fabricación de bicicletas y después, en 1905, incluso de autos.

En 1898 L&K mejoran las motocicletas de los hermanos Werner e inicia la construcción de bicicletas motorizadas. Son las primeras motocicletas fabricadas dentro del Imperio Austro Húngaro. En el año 1905 incursionan con el primer prototipo de auto, llamado “Voiturette”. El cual, empieza a producirse de manera masiva en 1906. Luego de la I Guerra Mundial, los automóviles empiezan a ser considerados un bien de lujo. L&K incluso empieza, en 1924, a producir motores para aviones. “Laurin & Klement” es, dentro de las líneas de autos “Škoda Auto” la versión de mayor lujo y sofisticación.

En el año 1926, en la Feria Internacional de Autos, en Praga, las nuevas empresas fusionadas se presentan por primera vez bajo el nuevo nombre comercial: “Škoda”. Uno de los primeros modelos en llevar el nuevo nombre es el roadster tipo 150. Para el año 1928, la compañía implanta la entonces revolucionaria producción en línea, lo que le permite fabricar 85 coches por día. En 1934 aparecen unos modelos, cuyos nombres llevan aún sus parientes contemporáneos: “Super”, “Rapid”, además del “Popular”.

Pasado el período comunista, en 1990, el Gobierno Checoslovaco decide privatizar “Škoda Auto”, para que sea transformada en un conglomerado con orientación mercantil, capaz de enfrentar la competencia internacional. En diciembre de ese año Volkswagen es elegida como el socio estratégico que comprará la compañía checoslovaca. Para el 1991 entra ya al Consorcio VW, junto a las marcas VW, Audi y Seat. En el 2019, “Škoda Auto” fabricó su coche número 22 millones, desde el año 1905. Además, presentó el estreno de su SUV citadino “Škoda Kamiq” y también sus versiones eléctricas: “Škoda CITIGO iV” y “Škoda SUPERB iV”. Esta empresa proveyó a sus clientes alrededor del mundo 1,24 millones de unidades.

El sector automotriz

Hay que mudar producción entre las filiales, por los coches eléctricos

Llegamos al 2020 y la matriz, el “Consorcio VW” decidió el pasado viernes que realizará la mayor transformación controlada en su historia. En los próximos cinco años invertirá 150 millones de euros para lograr convertirse en el líder de los coches eléctricos, autos con los programas más desarrollados, haciendo más eficiente su fabricación.

Ese plan implica tener que mover la producción de algunos modelos entre las plantas del Consorcio, para poder liberar espacios. Para el caso checo, la estrategia señala que la producción del “Škoda Superb” se moverá a la vecina Eslovaquia. A la planta “VW Bratislava”. La noticia fue un baldazo de agua fría para los sindicatos en “Škoda Auto” de Mladá Boleslav. Resulta que el modelo “Superb” es la joyita de la corona. Su producción es altamente rentable y es un vehículo muy vendido. Lo que deja grandes utilidades a la planta.

Enyaq
Nuevo Coche electrico

Pero, la gerencia cree que se confirmarán las tendencias actuales: las limosinas del tipo “Superb” empezarán a venderse menos, al tiempo que el interés por los SUV aumentará y éstos también son muy rentables. La gerencia apuesta por el SUV “Škoda Enyaq”. Ese deberá ser el nuevo “as de diamante” de “Škoda Auto”. Como sea, los cambios se harán sentir en toda la economía checa, debido a que esta empresa es la más grande del país en cuanto a ingresos. Da empleo a 33 mil personas y cientos de empresas más están vinculadas a su funcionamiento.

El año 2023 será muy importante ya que saldrá al mercado la nueva generación del “Superb”. Y justo en ese año estará pasada la producción desde la planta Kvasina na Rychnovsku, en la Rep. Checa, a la planta de VW en la capital de Eslovaquia. En esa misma planta fabricarán incluso el “VW Passat”, que se mudará desde Emden, Alemania. Habrá más traslados dentro del Consorcio, sólo hemos mencionado los que afectan a checos y eslovacos. VW tiene en Europa 71 plantas y ahora busca montar en un solo sitio los coches que sean similares en lo técnico. Como pasa con el “Superb” y el “Passat”, que comparten montones de piezas aunque sean de marcas diferentes.

La inversión generará 2 000 nuevos puestos de trabajo en Eslovaquia

La dirección del Consorcio alemán Volkswagen (VW) decidió el pasado 13 de los corrientes que trasladará la producción del modelo “ Škoda Superb”, fabricado en la vecina Rep. Checa, por su filial “ Škoda Auto”, pero también la producción del “VW Passat” hacia la planta VW en Bratislava. El plan es empezar la fabricación desde el año 2023. Hablamos de una inversión por un millardo de euros en VW Bratislava y debería generar 2 000 nuevos puestos de trabajo. Así lo dio a conocer el lunes en rueda de prensa Sebastian Krapoth, miembro del directorio de esa compañía, responsable del área de personal.

Ese proyecto demanda algo así como 500 millones de euros y, en total, la planta VW Bratislava invertirá un millardo en los próximos años. Interesante es que no cambiará la capacidad total de fabricación de la planta. “Al tomar los nuevos productos no sólo que deseamos mantener el actual nivel de empleo, sino que también deseamos ampliar y contar con más puestos de trabajo. Nosotros contamos con crear dos mil nuevos puestos”, añadió Krapoth.

La decisión fue aplaudida por el primer ministro eslovaco, Igor Matovič (OĽANO). Estima que la decisión de trasladar la producción a Bratislava responde a los resultados que esa planta da dentro del Consorcio. Recordemos que luego que VW abandonó la idea de construir una nueva planta en Turquía, las demás plantas del consorcio luchaban por recibir parte de las nuevas producciones. El primer ministro subrayó que el logro de VW Bratislava no se habría alcanzado si no hubieran recibido, por varios años, la calificación de mejor planta en el consorcio. Y también le parece clave que VW cuente con empezar la producción desde el 2023, puesto esto implica planes de largo plazo.

“El no haber sabido qué modelo o modelos se iban a producir en esa planta dentro de tres, cuatro o cinco años habría hecho que el futuro se viera muy incierto. Se nos ha caído un peso de encima”, aseguró el primer ministro. Por su parte el ministro de Finanzas, Heduar Heger (OĽANO), comentó que la decisión de VW de invertir en Eslovaquia también refleja la posición del Gobierno de mejorar el marco empresarial y comercial. Algo que queda plasmado en la lista “Doing Business”. “La buena noticia es que el empleo no bajará, sino que aumentará gracias a esta inversión”, dijo.

En este momento, la planta VW Bratislava da empleo a alrededor de 12 mil personas. Pero muchos más trabajan a través de las redes de proveedores. Heger recuerda que VW es uno de los mayores inversores en Eslovaquia. Hasta ahora ha invertido alrededor de 4,5 millardos de euros.