Inicio Noticias Suspende “Hainan Airlines” la venta de boletos a Praga

Suspende “Hainan Airlines” la venta de boletos a Praga

295
0
China reacciona al hostigamiento desde la Alcaldía Mayor de Praga e incluso del Senado Checo

Praga (DenikN.cz) – El ministerio checo de Asuntos Exteriores le ha confirmado al diario “Deník N” que, evidentemente, se le pondrá fin a los vuelos directos entre Beijín y Praga. Todo por que las aerolíneas chinas “Hainan Airlines” han dejado de ofrecer boletos en esa ruta. “En este momento no tenemos información oficial del por qué se tomó ese paso. Es decir que no sabemos si se trata de una medida temporal o definitiva ni si está motivada por cuestiones comerciales o políticas”, declaró Zuzana Štíchová, portavoz del Palacio Černín.

            La portavoz añade que para ese ministerio los vuelos directos entre las dos capitales los considera como un elemento importante en las relaciones bilaterales y de acción entre los socios foráneos que apoya no sólo los negocios sino también, antes que nada, el que haya un contacto directo, cara a cara. Además, representantes de ese ministerio desean preguntarle a la parte china, cuando tenga la oportunidad, qué produce la decisión de dejar esos vuelos.

            Hasta el Aeropuerto Internacional Václav Havle le confirmó a “Deník N” la suspensión de la venta de esos boletos. Kateřina Pavlíková, portavoz, dijo: “La empresa Hainan Airlines nos informó sobre la suspensión de la venta de los boletos en la ruta entre Praga y Beijín desde marzo de este año. En este momento no nos confirmaron más cambios”. Explica también que siguen operativas las rutas hacia Shanghai, Xian y Chengdu.

188 000 pasajeros viajaron entre Praga y China en el 2019

En el año 2019, un total de 188 000 pasajeros aprovecharon todas esas conexiones directas entre Praga y China. El semanario “Respekt” escribió que la suspensión tiene carácter político. El turismo y las conexiones aéreas reflejan el empeoramiento en las relaciones checo-chinas que empezaron el año pasado, cuando Praga decidió rescindir el acuerdo de unión fraternal con Beijín.

            “La parte china usa repetidamente la táctica de la novatada, el asustar y el castigar. Bajo esas condiciones es muy difícil o incluso imposible desarrollar cualquier forma práctica de cooperación. En este momento, China ha tomado como rehén al sector aéreo y del turismo así como la cultura”, escribieron los diplomáticos checos en China, en un despacho interno que al que ha tenido acceso “Deník N”. Al punto que el embajador checo en Beijín, Vladimír Tomšík, entregó a la parte china una nota en el que pide se resuelvan los problemas.