Inicio Economía ¡Un desastre en el sector turístico!

¡Un desastre en el sector turístico!

352
0
Reloj Orloj Plaza de la Ciudad Vieja Praga
El principal punto turístico en Praga: La Plaza de la Ciudad Vieja con el Reloj Astronómico Orloj

Praga (ČSÚ, Televisión Checa) – Hace pocos días reportamos la información de la Oficina Checa de Estadísticas (ČSÚ), sobre el comportamiento del Turismo en este país centroeuropeo en el II trimestre del presente año. La fuente constató que la cantidad total de huéspedes alojados en las instalaciones para recibirlos se redujo en 82,9 por ciento interanual. Además, la cantidad de pernoctaciones se desplomó en 81,7 por ciento. Ahora ofrecemos un detalle más amplio sobre el mal estado del turismo en la Rep. Checa.

Precisa la fuente que la caída de las visitas en abril llegó al 98,9 por ciento. En mayo al 94,1 por ciento y los resultados de junio muestran que la caída ha sido del 60,8 por ciento. La clientela nacional redujo la cantidad de sus pernoctaciones a una tercera parte (en 66,7 por ciento) y las pernoctaciones de los visitantes foráneos colapsó en 96,2 por ciento.

            En el II Trimestre, sigue ČSÚ, en las instalaciones de alojamiento masivo checo estuvieron 988 mil huéspedes, lo que representa la caída en picada del 82,9 por ciento. Frente al mismo período del año pasado significó haber perdido 4,8 millones de huéspedes. La prohibición a viajar, el cierre de fronteras e incluso el mismo cierre de las instalaciones de alojamientos provocó la pérdida de visitantes locales. Llegó al 30,4 por ciento del resultado del 2019. Las limitaciones se hicieron sentir aún más en la clientela extranjera. Apenas el 4,3 por ciento de los visitantes foráneos se alojó en las instalaciones checas, comparándolo con el II Trimestre del 2019.

            Marie Boušková, directora del departamento de Servicios en ČSÚ, comenta: “Se han manifestado a plenitud la huella de las limitaciones derivadas por la crisis del coronavirus. Sólo unas pocas ramas registraron aumento en sus ingresos. Como por ejemplo las telecomunicaciones o los servicios postales y de envíos de encomiendas”. Pavel Vančura, director del departamento de Estadísticas del Sector Turístico en ČSÚ, añade: “En valores absolutos, se trata de una caída interanual de 5 millones de visitantes y de 11,5 millones de noches. Las medidas anti covid-19 produjeron una marcada limitación al sector turístico nacional, antes quenada en abril y en mayo. Y, prácticamente detuvo el sector turístico receptor desde el exterior”.

            Por regiones, la más golpeada por la pérdida de visitantes, por la covid-19, fue Praga. La cantidad de huéspedes alojados en la capital checa se redujo en 93,6 por ciento y la cantidad de pernoctaciones bajó en 94,9 por ciento. Por otro lado, en la Autonomía de Karlovy Vary faltaron más de 1 millón de pernoctaciones a los dueños y administradores de instalaciones para alojamiento de personas. Todas las Autonomías del país registraron caídas generales en el arribo de visitantes y de pernoctaciones.

            Las limitaciones al movimiento internacional de personas impactaron en el turismo receptivo, golpeando a todas las fuentes proveedoras de visitantes. Salvo Eslovaquia, todo el resto de países que se controlan registró una caía de más del 90 por ciento en la cantidad de turistas llegados y pernoctaciones. En el caso eslovaco, la caída llegó al 84,1 por ciento. Por ejemplo, explica ČSÚ, en el período analizado se hospedaron 50 mil alemanes, “es decir un 91,2 por ciento interanual menos”.

Catedral de San Vito
Una vista a la Catedral de San Vito desde el río Moldava

            La pandemia de la covid-19 azotó incluso al sector de los balnearios/termas. En abril los balnearios estuvieron cerrados y se reabrieron de manera parcial en el transcurso de mayo. El resultado para todo el II Trimestre habla de sólo un 25 por ciento de visitantes, “compuestos principalmente por la clientela nacional”. En los balnearios se alojaron 57 mil huéspedes en total, de ellos, 51 checos. La cantidad muestra una reducción del 61,5 por ciento para los visitantes nacionales y 94,1 por ciento para los foráneos.

            ČSÚ indica que los resultados se obtuvieron, para el II Trimestre 2020, de manera estándar, en base a las informaciones y formularios mensuales enviados de manera regular a todas las instalaciones y negocios turísticos que facilitan los datos a la Oficina de Estadísticas.

            “Por primera vez, al menos desde el 2012, no se ha llegado ni siquiera a la cantidad de 1 millón de huéspedes, cuando hemos tenido 988 mil a duras penas. La mayor de esos huéspedes, más de 860 mil, corresponden a ciudadanos de la Rep. Checa o personas con residencia aquí. Huéspedes foráneos se alojaron un poco más de 127 mil, lo que es más de 10 veces menos de lo que fue el dato más bajo en todo el período desde el año 2012. Esto evidencia lo excepcional de la caída en las visitas turísticas en la Rep. Checa. Y muy en especial por parte de los turistas extranjeros”, comenta Lukáš Kovanda, economista principal de “Czech Fund”.

            Añade que, sin embargo, esperaba ese tipo de datos: “Nos dicen que el sector turístico está entre los más golpeados por las medidas de lucha contra la proliferación de la pandemia del nuevo coronavirus”.

            Otro analista, Štěpán Křeček, economista principal de “BH Securities”, añade: “En el II Trimestre, el sector turístico en la Rep. Checa recibió un KO y de él sólo quedaron los restos. Las instalaciones de alojamiento trabajaron realmente sólo para la clientela nacional y los extranjeros de los países circundantes. La gente de fuera de Europa dejó, prácticamente de venir”.

Por su parte el director del portal de descuentos “Slevomat”; Ladislav Veselý, declaró: “Las estadísticas han confirmado lo que estaba claro desde la primavera. Sin embargo, teniendo las cifras en blanco y negro nos muestra la situación esquizofrénica que hay en todo el sector turístico. El turismo masivo había recibido, en el último tiempo, una etiqueta de algo negativo, algo que molesta. Da lo mismo si es la perspectiva ecológica o la pura huella directa en la vida en el centro de la ciudad. Sólo que los visitantes extranjeros tenían un impacto marcado en la economía nacional y se ve cuánto faltan ahora”.

            Veselý añade que si bien es cierto que los checos están pasando las vacaciones dentro del país, lo recorren por todos lados y en gran cantidad. La cuestión a responder es en cuánto ayudarán a compensar la pérdida de la clientela foránea. La que, de paso, está acostumbrada a gastar más. Jan Herget, director de “Czech Tourism”, indica que las cifras de visitantes a los monumentos y las de visitas a los portales para hacer reservaciones no dejan entrever el nivel de la reactivación del turismo en los meses de verano. En las regiones que no dependen del turismo foráneo incluso alcanzan cifras récord. No es el caso de Praga ni de la Autonomía de Karlovy Vary.

¿Dónde está ahora el mayor potencial turístico?

Según Herget, director de “CzechTourism”, ahora el país debe concentrarse, cuando se trata de turismo receptivo, en los países desde donde es fácil arribar en auto. Además, el tipo de alojamiento será más el del tipo casero con la posibilidad de poder prepararse la comida uno  mismo.

            Hay interés por las vacaciones en el campo, en la naturaleza vinculados a servicios de relajamiento y ejercicios. En esta temporada vacacional, las familias con niños preferirán turistear dentro de sus países y las personas de +60 años, con seguridad, en este año preferirán quedarse en casa. “Vamos a hacerle seguimiento el impacto de las medidas de seguridad, eso habrá que hacerlo por un período relativamente largo. Las cosas son muy cambiantes, no sólo dentro del país sino también afuera. Lo que deja entender que a todo el sector turístico le espera una gran transformación; que podrá ser en la política de precios o en los mismos servicios”, añade Veselý, director de “Slevomat”.

Río, puente Praga
Junto a la estatua del compositor Smetana, una vista al Moldava, el Puente de Carlos y el Castillo de Praga

El sector de los servicios

En cuando a los servicios, los analistas consideran que irán mejorando en los próximos meses. Y, una vez más, la demanda será el principal factor para poder tener resultados positivos. Lo que queda claro es que en lo que resta del año no se alcanzará a compensar las pérdidas producidas por la pandemia, eso en la mayoría de las ramas del turismo.

            Petr Bartoñ, economista principal del grupo “Natland”, destaca que la caída en el sector de los servicios tiene un impacto mucho mayor en la economía nacional que la contracción en la Industria. “En comparación interanual, los servicios han caído en tan solo, entre comillas, 9,8% en el II Trimestre. Frente a la caída del 23,7% de la Industria. Sólo que los servicios representan una proporción mayor de la economía nacional. Crea el 60 por ciento del Producto Interior Bruto, frente el 37,7% del de la Industria. Traspasadas esas cifras, los servicios han reducido la potencia de toda la economía en 12%, mientras que la Industria en tan solo, también entre comillas, un 9%”, mencionó.

            Y Bartoñ destaca que la fuerte caída en los servicios nos muestra la muy mala condición de la demanda interna. Viendo los datos del comercio exterior, publicados el jueves, se aprecia una relativa y poca caída interanual en las exportaciones. “Lo que es otra muestra que la crisis empieza a ser más interna que traída desde afuera por la pérdida de mercados exteriores”, indicó. Los servicios que más han caído son los vinculados al sector turístico y ahí, lo peor de todo lo han sentido las agencias de viajes y las aerolíneas, quienes registraron una caída del 90 por ciento.

            Petr Dufek, analista del ČSOB, destaca que los ingresos del sector de las telecomunicaciones y las IT no se redujeron, sino que incluso crecieron debido a que la pandemia sacó a todo el mundo de sus oficinas y se pasó al trabajo en casa. “Esto forzó a las empresas a avanzar en las soluciones de las IT. La coyuntura incluso le sirvió a los servicios postales y de encomiendas. Con un boom que vino de la mano de la expansión de las tiendas electrónicas”, aseguró. Estima que, por los datos, todos los tipos de servicio han pasado ya su peor momento. Por lo que en julio y en agosto las cosas mejorarán. “Incluso en las áreas del sector turístico, el cual saca hoy más provecho de las preferencias de los clientes nacionales. Quienes han decidido pasar sus vacaciones dentro del país”, dice Dufek.

El golpe en Praga

La “cabeza del reino”, Praga, está también a la cabeza de los efectos negativos de la pandemia al haber perdido una inmensa cantidad de turistas foráneos. Por las medidas contra la covid-19, en hoteles, pensiones y campamentos pasaron tan solo 138 187 personas en el II Trimestre del 2020. Lo que implica el 93,6 por ciento menos interanual.

            Por el cierre de fronteras y las limitaciones al viajar los que más faltaron fueron los visitantes foráneos, que han sido la clientela más grande en las instalaciones de alojamiento praguenses. De la mano de eso se desplomó la cantidad de noches que los huéspedes pasaron en Praga; la cantidad se contrajo en 94,9 por ciento al registrarse 255 652 noches. Esto pone a la capital checa como la Autonomía y región más golpeada en todo el país en cuanto a la cantidad de visitantes y noches pasadas en todo el país. Y eso que los índices bajaron en todas las regiones, especialmente en abril, mayo y junio.

            “Las cifras actuales de la Oficina Checa de Estadísticas confirman, lamentablemente, las previsiones más pesimistas sobre el efecto de la corona crisis en el sector turístico en Praga. Las medidas de apoyo al turismo, que hemos ejecutado en representación de la ciudad capital, son exitosas en el marco de lo que se puede. Y consiguen motivar a los visitantes nacionales a venir a Praga”, expresó Hana Třeštíková (“Praha Sobě”), concejal de la Alcaldía Mayor de Praga, responsable de la Cultura y el Turismo.

bote, turistas, Puente de Carlos
Ya no son tantos ni van tan llenos los botes que hacen paseos por el Moldava para mostrar las bellezas de la capital checa desde el río

            Praga implemento junto a la oficina “Prague City Tourism”, desde mediados de junio, la campaña: “Praga como en casa”. Que busca reducir el impacto negativo de la pandemia y darle un incentivo al sector turístico capitalino. Klára Malá, portavoz de la oficina turística praguense, dijo que gracias a esa campaña, se logrará disminuir en al menos un 25% el efecto negativo que ha sufrido el turismo en Praga. Eso quiere decir que se enfocan en el turista nacional y en el turista extranjero que radica en las zonas junto a la frontera. Será hará el año que viene el poder esperar a los turistas estadounidenses o asiáticos.

            En la campaña “En Praga como en casa”, cada visitante que arriba a la capital y se aloja en un hotel por más de una noche recibe “puntos de gratificación”. Que los turistas pueden canjear por servicios, como visitar sitios culturales. El sistema funciona desde el 1ero de julio y, por el momento, se espera dure hasta el 30 de septiembre.

Los balnearios y termas también quedaron afectados

La información de la ČSÚ incluye al sector de los balnearios y termas. El que no quedó exento del coletazo covid-19. En el II Trimestre las instalaciones de alojamiento en los balnearios tuvo sólo una cuarta parte de sus visitantes habituales. Sólo 57 mil personas usaron sus instalaciones. De eso, la mayoría, es decir 51 mil personas, procedieron de la Rep. Checa.

            Es decir que interanualmente la proporción de visitantes checos a las instalaciones de alojamiento en los balnearios cayó en 61,5%. En el caso de los extranjeros en 94,1 por ciento. La situación en los balnearios se complica incluso por que muchos dejaron de aceptar los váuchers estatales, por 4 mil coronas, para cubrir parte del gasto del alojamiento de las personas. El mayor problema del programa es que hasta ahora no ha conseguido la notificación de la Comisión Europea. Que fija el monto máximo que podrá pedir un interesado dentro del programa de apoyo público.

            El viernes, el ministerio del Desarrollo Regional, que maneja el tema de los fondos comunitarios, confirmó que espera esa notificación a más tardar el inicio de la semana que viene. Las personas ya han descargado 119 mil váuchers para subsidiar sus estadías. Es decir que cuenta con gran interés. Esto dentro del programa “COVID lázně”, que fue puesto en marcha oficialmente el 1ero de julio pasado. El váucher de descuento de 4 mil coronas es para una estancia de al menos seis noches y el uso de al menos 5 trabajos curativos.

            Esos váuchers son válidos entre el 1ero de julio y el 31 de diciembre 2020. Las personas pueden descargarlos desde el portal: Kudyznudy.cz, o los pueden generar directamente en el balneario o instalación en la que estén.

¿Y qué con los guías?

Y terminemos el análisis de la ČSÚ con la situación de los guías turísticos; “quienes se encuentran en un 10 por ciento de sus contratos habituales”. Sin ayuda del Estado no tendrán más que cancelar sus permisos de autónomos.

            Con todo lo ante expuesto, los guías turísticos son también víctimas de la covid-19. Los únicos clientes que tienen ahora los cuentan con los dedos de la mano. O son familias checas o, a lo sumo, de los países vecinos. De ahí les sale ese sólo 10 por ciento de los contratos habituales. La mayoría está sin trabajo. Y sin la ayuda del Estado gran parte deberá cancelar sus permisos de autónomo nada más terminen las vacaciones de verano; según informó la Asociación de Guías de la Rep. Checo. Esa institución desea sentarse a negociar alguna medida de ayuda con el Gobierno.

            La Asociación señala que los autónomos deberán, desde septiembre, es decir el mes en que termina sus períodos de no pago del depósito de sus aportaciones obligatorias, suspender o cancelar sus permisos. Stanislav Voleman, alerta que no han alcanza ni siquiera a acumular algún ahorro para poder cubrir los pagos mínimos. “El período de las vacaciones de verano termina lentamente y, evidentemente, también terminará con muchos de los guías. Bajo las condiciones actuales no se puede continuar y la próxima temporada está aún muy lejos”, aseguró.

Galería Nacional Convento de Santa Inés
Praga promueve las visitas a museos y galería a los que pasen unas noches en un alojamiento en su territorio. En la foto el Convento de Santa Ana, de la Galería Nacional

            A los guías les faltan no sólo los grupos turísticos (que incluyen a los grupos estudiantiles), sino también los que vienen a participar en festivales, congresos y ferias. Sin olvidar la asistencia que hacían en las transferencias de pasajeros entre el aeropuerto y los hoteles. La Asociación indica que en la Rep. Checa ha 4 500 guías calificados. Y sobre el apoyo que se prevé para el período de temporada baja, la Asociación indica que se aplicará a una cantidad limitada de autónomos (personas tipo OSVČ). Y que incluso los montos que se aportarían son muy pocos.

            Recordemos que una de las primeras ayudas que dio el Estado a los autónomos más golpeados por la covid-19 fue la aportación de 25 mil coronas mensuales (hasta el 8 de junio). Sólo que, hasta ahora el ministerio del Desarrollo Regional no ha logrado presentar un paquete de ayudas nuevo. Y eso que el primer ministro ya en marzo declaró públicamente que no dejaría en el abandono a nadie. Aún así, la Asociación de Guías le ha pedido, desde el 7 de julio, que entren en negociaciones directas y aún esperan una respuesta.

            Jana Mecnerová, presidenta de la Sociedad de Guías, comenta que la temporada empieza en marzo y dura hasta octubre. Cree que ayudará no sólo reducir la tasa del IVA, al 10 por ciento, para los servicios; hoy están en 21 por ciento. Unificar las tasas del IVA en los servicios turísticos al 10% es algo que está dentro del plan de salvamento preparado por el sector y que nace a iniciativa de las organizaciones empresariales. El Gobierno ya redujo el IVA en los servicios de alimentación y de alojamiento.