Inicio Noticias Zuzana Čaputová juramentó como la primera presidenta de Eslovaquia

Zuzana Čaputová juramentó como la primera presidenta de Eslovaquia

75
0
Zuzana Čaputová, la nueva presidenta de Eslovaquia, es la primera mujer en llegar a ese cargo; la imagen procede de la página oficial de la Presidencia de la Rep. Eslovaca y se refiere a la ceremonia de juramentación del sábado 15 de junio

Bratislava (spravy.pravda.sk) – Zuzana Čaputová juramento ayer sábado su cargo de Presidenta de Eslovaquia, la primera mujer en llegar a ese puesto. En una entrevista con la agencia de prensa TASR asegura que se esforzará por ser la presidenta de todos los ciudadanos de este país centroeuropeo. Además, con el Gobierno desea mantener un diálogo constructivo y en el campo de la política interna desea ser un elemento activo. Sobre la elección de los nuevos jueces constitucionales, afirmó que esperará hasta que la Asamblea Nacional termine de elegir a la cantidad de candidatos necesaria, para que ella pueda cumplir con ese nombramiento.

            “Mi agenda saldrá, primariamente, de tres pilares sobre los que construí mi campaña: Justicia para todos, vida decente para la gente mayor y en particular la defensa del Ambiente”, afirmó Čaputová. Cree que ha logrado armar un buen equipo de especialistas para todas las áreas que menciona, incluido lo social. Piensa se querá un reto el lograr que se aprueben los cambios importantes para la elección del Procurador General e iguales cambios para la Procuraduría como sistema. Para que eso lleve a una mayor independencia y transparencia, subrayó.

            La nueva presidenta ofrece ser activa en la política interna, buscará encontrar soluciones constructivas, entre todos los actores políticos. “Intentaré tener un diálogo constructivo con el Gobierno. Al mismo tiempo no planifico cerrar los ojos o ceder en mis posiciones. Seguiré comunicándolas de la misma manera, sincera y abierta. No tendré conflictos personales”, añadió Čaputová. Admite que no observa habrá espacio de cooperación con todos, particularmente con quienes nieguen los hechos históricos, o los Derechos Humanos Universales. “Pero, al mismo tiempo, pienso que ignorarlos totalmente o el aislamiento no es algo funcional. Por lo que debemos buscar nuevas formas”, constató.

En primer plano la futura presidenta, sale del Palacio Presidencial luego de coordinar detalles de la ceremonia de juramentación, atrás el presidente saliente, el empresario Andrej Kiska, quien ha decidido seguir en la política (foto de la página oficial de la Presidencia de la Rep. Eslovaca)

            Zuzana Čaputová juró su cargo el sábado 15 de junio a las 12:05 horas. “Ofrezco especialización, ofrezco sentimientos y el sano interés activista. Es decir que ofrezco razón, corazón y manos. Con el juramento constitucional asumo todos los compromisos y obligaciones del servicio público. No he venido a gobernar, he venido a servir a los ciudadanos, a la población, a Eslovaquia”, dijo la nueva presidenta en su primer discurso oficial. Añadió que ejercerá su mandato de manera libre, sin caer bajo las órdenes de nadie. “Las únicas órdenes que deseo como cabeza del Estado, y las que respetaré son las que se desprenden de la Constitución y lo que dicta mi promesa sobre la fidelidad a la República”, añadió.

            Čaputová aclaró que el camino hacia una Eslovaquia mejor, que es posible, no pasa por atajos y siempre es necesario decirse las cosas claras, con sinceridad, en cada momento. Todo el camino que se tenga que recorrer, habrá de hacérselo de manera honrada, paso a paso, como cada ciudadano, como comunidad, como sociedad. Y mucho desea que ese sea un caminar conjunto, entre todos.

            A las 13:28 horas la nueva presidenta eslovaca se trasladó a la Catedral de San Martin para el servicio religioso “Te Deum”, celebrado por el arzobispo Stanislav Zvolenský. Antes de entrar a la catedral, Čaputová logró conversar con la estación pública RSTV a la que declaró que desea obtener la confianza de quienes no votaron por ella o no la apoyan. “Es un gran reto el poder atraerlos, cuando tienen otra forma de pensar. Lo único que puedo hacer es estar aquí para ellos. Deseo obtener sus confianzas con un trabajo honrado”, indicó.

            La nueva presidenta reconoce que lamenta la pérdida de vida privada que el nuevo cargo trae consigo, pero cree que lo balanceará con los éxitos y con las tareas que tiene pensado realizar.